Nicolás Dueñas

Personajes ilustres de Consuegra

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El municipio de Consuegra siempre se ha caracterizado por sus molinos de viento que fueron un quebradero de cabeza para el protagonista de la novela cervantina y son hoy una parada obligatoria en una ruta por estas tierras. Doce de ellos se conservan en muy buen estado, de los cuales cinco siguen manteniendo la maquinaria original.

Situado en las faldas de la comarca de la Mancha, su localidad se encuentra entre el este con Madridejos, al norte con Mora y Turleque, en la provincia de Toledo, y al sur con Villarrubia de los Ojos en la de Ciudad Real. Mucho personajes ilustres han dejado su firma en Consuegra y a continuación haremos un breve repaso por los protagonistas más destacados de la localidad.

Don Quijote

Don Quijote y sus molinos de viento

Don Quijote y sus molinos de viento

Este pueblo de novela siempre fue un sueño para Don Quijote de la Mancha. Durante la novela, en lo alto del Cerro Calderico el castillo de la Muela y los molinos de Consuegra se alzan como gigantes, esos con los que luchó Don Quijote de la Mancha. Estos molinos fueron confundidos por gigantes. En la realidad, se construyeron 13, pero permanecen en pie 12 y de estos, hay cinco que conservan su maquinaria en perfecto estado. Son Sancho, Rucio, Bolero, Espatero y Mochilas. Los demás también tienen curiosos nombres, todos sacados del Quijote, el libro más famoso de la literatura española:  Chispas, Caballero del verde Gabán, Mambrino, Clavileño, Alcancía, Cardeño y Vista Alegre.

Juan José de Austria

Juan José de Austria

Juan José de Austria

Uno de los personajes más olvidados de la Historia es don Juan José de Austria, quien figura ente los hijos bastardos de Felipe IV, pues se cuenta que, en total, entre legítimos y no, el rey planeta tuvo más de 40 vástagos.  Con este personaje ilustre se produjo uno de esos periodos únicos, florecientes y que supusieron un cambio radical en la entonces villa, fue el situado a mediados del siglo XVII, más concretamente desde finales del mes de julio de 1664 hasta principios de agosto de 1666, fechas en las cuales Consuegra contó con un huésped de honor; nada más y nada menos que el Prior de la Orden de San Juan. Este político y militar español recién derrotado en la batalla de Portugal solicitó licencia para retirarse a algún lugar del priorato, mientras el rey buscaba un puesto acorde a su persona.

Cuando se le concedió la licencia, nuestro prior llega a Consuegra, capital del priorato, donde se le recibe con los brazos abiertos, no solo por el honor de que el mismísimo prior escogiera la villa como residencia, sino también por los beneficios y favores que ello podía suponer para el pueblo y sus habitantes.

Para terminar, la influencia de Juan de la Tierra, como así fue bautizado nuestro prior, llegaría también al ámbito religioso de Consuegra, ya que a su llegada trajo consigo desde la campaña de Barcelona una imagen que, según él, le había ayudado a salir victorioso y que se había encontrado en una de las puertas de la ciudad catalana.

Alfonso García-Tejero y Ordoñez

Escritor del siglo XIX nacido en Consuegra. Fue muy prolífico encontrando entre otras obras como El pilluelo de Madrid, El turrón de las bodas y las calabazas o El Caudillo de Morella. Era hijo del intendente de rentas Alfonso García Tejero y de Juana Ordóñez, de Madrid.

Participó en una de las juntas de la revolución de 1868. Así, en el Sexenio democrático fue nombrado jefe de Fomento en Sevilla a comienzos de 1869 por Ruiz Zorrilla. En 1874 fue nombrado jefe de la sección de Fomento en Cáceres. ​ El 21 de septiembre de 1890, La Correspondencia de España daba aviso de que había fallecido en Madrid «anciano y olvidado, el distinguido literato y periodista don Alfonso García Tejero, que hace cuarenta años tenía verdadera notoriedad en la república de las letras». Una de sus obras más destacadas fue el “El Romancero histórico. Vidas de españoles célebres”.

José Jiménez Donoso

José Jiménez Donoso

José Jiménez Donoso

(Consuegra, Toledo, 1632-Madrid, 1690). Pintor español. Formado inicialmente con su padre y con Francisco Fernández, entre 1649 y 1650 se marchó a Roma, donde se ejercitó en la pintura de perspectivas y arquitectura. A su regreso a Madrid en 1657, entró en el taller de Juan Carreño de Miranda, donde practicó el género del retrato. Fue amigo y colaborador de Claudio Coe­llo, con quien realizó numerosos frescos para la iglesia de Santa Cruz de Madrid hacia 1667-1668, la capilla de San Ignacio y la sacristía del Colegio Imperial de los jesuitas de Madrid (destruidos) en 1673, así como los del vestuario de la catedral de Toledo en 1671-1673 y los de la Casa ­Real de la Panadería de la Plaza Mayor de Madrid en 1673-1674. Preparó, junto a Coe­llo y Matías de Torres, la decoración del cuarto de la reina María Luisa de Orleans en el Alcázar Real (destruida). Se especializó en la traza de retablos mayores para iglesias y conventos, como el de Nuestra Señora de la Victoria de Madrid, del que tan sólo se conserva un dibujo, San Francisco de Paula implorando a la Virgen.

Nicolás Dueñas

Nicolás Dueñas

Nicolás Dueñas

Fue de los actores más importantes nacidos en la localidad de Consuegra, que tras estudiar bachillerato se incorporó al Teatro Español Universitario de Madrid, donde dio sus primeros pasos en el mundo de la interpretación. En 1966 debutó en el cine con la película La busca, de Angelino Fons. Estuvo casado con la representante de artistas María Navarro (exmánager de la tonadillera Isabel Pantoja). Uno de sus apariciones más conocidas fue en la serie “Aquí no hay quién viva”.

Norberto Antonio García Roco

Folleto Norberto Antonio García Roco

Folleto Norberto Antonio García Roco

Norberto Antonio García-Roco González-Oteo. Político republicano y sacerdote católico. Hijo de Narciso García-Roco Merino y Francisca González-Oteo García-Roco. Natural de Consuegra, firmó el Pacto Federal Castellano en representación de la provincia de Toledo, en julio de 1869.

Así, con todos los monumentos históricos que rodea Consuegra y personajes ilustres que han dejado su firma, durante su visita se recomienda hacer una parada casi obligatoria para todos los que pasan por aquí como es el restaurante Abrasador Canela y Limón, que se encuentra engalanado de una forma peculiar y haciendo honor a su nombre, en el que son especialistas en platos de la comarca además de contar con una carne a la brasa de crianza propia.

Mesas montadas para dar el servicio en Abrasador Canela y Limón

Restaurante carne a la parrilla en Consuegra, Toledo

RESERVAS

 

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *