Historia de la Gran Vía del escultor Salzillo

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La calle con más afluencia de personas en Murcia ha cambiado la historia de la ciudad y ha provocado una vida más cómoda para los murcianos y turistas. La Gran Vía Escultor Francisco Salzillo, conocida como la Gran Vía, fue un proyecto aprobado por el Ayuntamiento el 29 de Abril de 1949 tras derribar cientos de edificios del casco antiguo, incluidos los baños árabes de Madre de Dios, declarados en Monumento Nacional en 1931.

Esta calle se construyó para conectar el norte con el sur de la ciudad desde la plaza Fuensanta, al norte, hasta la plaza Martínez Tornel, al sur, junto al río Segura. Tardó más de 50 años en construirse, ya que sus primeras obras se remontan a comienzos del siglo XX y tan sólo se había expandido hacia el otro margen del río Segura a través del barrio del Carmen.

Fue a comienzos de los años cuarenta cuando se retomó la idea, aparcada por el estallido de la Guerra Civil Española, de comunicar las dos estaciones ferroviarias de Murcia (del Carmen y Zaraiche), situadas en los extremos sur y norte de la ciudad, seccionando en dos (llamada Y por su construcción), la antigua trama del casco antiguo.

Baños Árabes Madre de Dios

Baños Árabes Madre de Dios

Baños Árabes Madre de Dios

Se aprovechó su mal estado de conservación para ser derribados en 1953 por orden del alcalde Domingo de la Villa, tras unos derrumbes que se achacaron a la lluvia. Este derribo fue muy polémico a pesar de la censura de la dictadura. Sin los Baños Árabes, la Gran Vía pudo ser abierta a partir de 1954, y hasta 1956 no se encontraría completamente despejada, iniciándose los trabajos de alcantarillado y pavimentación.

Metamorfosis del nombre y construcción

Gran Vía Francisco Salzillo

En un primer momento fue denominada como Avenida de José Antonio, siendo renombrada como Gran Vía Francisco Salzillo tras la llegada de la democracia. Actualmente se compone de dos carriles habilitados para turismos en un solo sentido de circulación, hacia el sur (algo que fue instaurado por el primer alcalde de la democracia, José María Aroca Ruiz-Funes), y también de un carril a cada orilla de la avenida para autobuses, taxis y bicicletas en ambos sentidos. Dispone de anchas aceras y de arbolado en el tramo entre la plaza Fuensanta y la plaza Santa Isabel.

Edificios de la Gran Vía

Banco de España

Banco de España

La mayoría de bloques surgieron entre los años 50 y 60, y con la excusa de construir edificios singulares muchos pudieron elevarse hasta 16 alturas, cuando las ordenanzas estipulaban entre 8 y 12. Entre los más valorados están los neoclásicos Banco de España y Delegación de Hacienda, edificado entre 1926 y 1931 (antes de la apertura de la Gran Vía, por los arquitectos Luis Menéndez-Pidal y Álvarez y José Yarnoz Larrosa, o la historicista Delegación de Hacienda (iniciada en 1952), el Banco Exterior, la sede de Cajamurcia y la mole del Vitalicio (hoy Hispania), con la dama de Valdés a sus pies.

Mismo estilo que los primeros edificios de viviendas que se fueron levantando en la nueva avenida, como el Edificio del antiguo Banco Rural Mediterráneo (del arquitecto Damián García Palacios, iniciado en 1955), o el del Banco Exterior.

Después se optó por una recuperación de los esquemas del movimiento moderno en las siguientes construcciones, postulados que se habían abandonado 20 años antes. Dentro de la arquitectura contemporánea, destaca la antigua sede de Caja Murcia, del arquitecto Torres Nadal, de 1978.

Una vez alejado del bullicio de la Gran Vía se encuentra una de las pedanías murcianas, Casillas, en el que se ubica un restaurante referente (36 años de trayectoria) para Murcia como es Restaurante Abrasador Canovas que se ha distinguido en su trayectoria por la calidad de su carne a la brasa tanto de ternera añoja y cerdo ibérico, así como sus arroces entre otros platos.

Interior renovado del salón restaurante Abrasador Canovas

Interior renovado del salón restaurante Abrasador Canovas

RESERVAS

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *