Ermita de Arroyuelos

Valderredible, una paraíso de arte rupestre

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Pocas ciudades y municipios de España pueden darse el privilegio de contar con arquitectura rupestre. La localidad de Valderredible, al sur de Cantabria, se extienden varios ejemplo de diferentes tipologías del arte rupestre con varias iglesias y ermitorios. Debido a este hecho la zona de Valderredible ha sido en ocasiones llamada «La Capadocia Ibérica». De hecho, este municipio cántabro desde 2017 celebra el Día de la Arquitectura Rupestre el 8 de julio, con el objetivo de hacer más visible y acercar a los ciudadanos la cultura y arte del valle.

Este fenómeno de arquitectura rupestre nació debido a la existencia de roca arenisca junto a la facilidad con la que se horada esta piedra. A lo largo de esta zona del alto Ebro se fueron instalando un buen número de anacoretas que reproducían un cristianismo que anteriormente se había desarrollado en los desiertos de Egipto. En Valderredible hay varios ejemplos del arte rupestre que a continuación vamos a detallar.

Ermita de Arroyuelos

Ermita de Arroyuelos
Ermita de Arroyuelos

Se accede a través de la carretera CA-275 que une Polientes con Escalada (Burgos), tomando el desvío frente a San Martín de Elines. El núcleo se emplaza en la margen izquierda del Ebro, sobre un afloramiento de roca arenisca y con vistas al páramo de la Lora de frente. El topónimo parece referirse al “lugar de los pequeños arroyos”. Aparece como Ruyuelos en el Becerro de las Behetrías de 1350 y ya como Arroyuelos a partir de finales del S.XVI (Ordenanzas del Concejo, 1595).

Consta de dos planteas con desarrollo en altura. En la inferior destaca el ábside ultrasemicircular y el contraábside. En el estilo de Arroyuelos se aprecian claramente las características de la arquitectura mozárabe en el uso sistemático del arco de herradura, en planta y en alzado, y en la complicación de los espacios excavados, lo que permite una datación más clara que en el resto de construcciones hipogeas de Valderredible, en torno al siglo X.

Iglesia rupestre de Cadalso

Iglesia rupestre de Cadalso
Iglesia rupestre de Cadalso

Está situada en Cadalso, Valderredible, Cantabria. La iglesia rupestre de Cadalso se encuentra en terrenos del pueblo de Ruerrero, y es la única iglesia rupestre, junto a la iglesia de Santa María de Valverde, que permanece abierta al culto. Destaca por su sencillez, es pequeña y de una sola nave de planta rectangular techada con bóveda de cañón irregular. Se accede a través de un pórtico con arco superior. Dispone de dos ventanas, una redondeada y otra rectangular.

En el exterior de la roca, en su parte superior se hallan dos tumbas excavadas en piedra, y probablemente entre la vegetación se pueda encontrar alguna más.

Antiguamente encima de la iglesia rupestre se situaba un pequeño campanario en una repisa tallada sobre la piedra de la entrada. Posteriormente en los años 70 se hizo una reforma y se trasladó a unos metros de la iglesia el pequeño campanario.

Santa María de Valverde

Santa María de Valverde

La mejor opción para conocer el arte rupestre del valle es recorrerlo desde el oeste. Después de visitar las cuevas de El Cuevatón y Peña Horadada, en San Andrés de Valdelomar y San Martín de Valdelomar, respectivamente, donde presumiblemente se instalaron comunidades de eremitas, se alcanza Santa María de Valverde (y el centro de interpretación de la arquitectura rupestre). Conocida como la catedral de las iglesias rupestres, incorpora una espadaña románica y una necrópolis medieval. El templo, donde se celebran oficios de forma regular, tiene dos naves y conserva una talla de María amamantando a su hijo, una de las pocas que sorteó la destrucción decretada por el Concilio de Trento en 1564.

Ermita semirupestre, construida en una cueva cerrada en parte de uno de los costados mediante sillares. Consta de una única planta formada por una nave rectangular y un ábside cuadrangular, separados por un arco de medio punto, todo ello tallado en la roca.

Consta de una sola nave, de planta rectangular alargada con una protuberancia en medio de la techumbre. Un arco triunfal de medio punto irregular da acceso por medio de dos peldaños a la cabecera de forma cuadrangular cubierta con una bóveda de horno de realización imperfecta. La puerta adintelada, ubicada al sur, está remodelada con sillares. A ambos lados de ella se abren dos vanos: uno es de fábrica con dintel, más el otro está excavado en la roca. El suelo de la ermita es rocoso con algunas parcelas de lajas. Se percibe que una parte del pavimento fue removido con el afán de encontrar «tesoros».

Pero en este valle de Valderredible se encuentran más arquitecturas rupestres como los Eremitorios rupestres del «Tobazo» en Villaescusa de Ebro, el Necrópolis de «San Pantaleón» en La Puente del Valle, Complejo eremítico del «Cuevatón» en San Andrés de Valdelomar o los Eremitorios de «Peña Castrejón» y «Peña Horacada» en San Martín de Valdelomar. Interesantes rutas rupestres para hacer un alto en el camino y visitar el magnífico restaurante Abrasador Cantabria en la carretera de Polientes. Este restaurante cántabro cuenta con las especialidad de carne a la brasa hecho con carbón ecológico de cascara de coco.

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *