Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Vista general del centro de Elche

Cuando mencionamos la ciudad de Elche quizá el primer pensamiento es mencionar a su Dama universal, las palmeras y el calzado, además de sus dos Patrimonios de la Humanidad: El Palmeral y El Misteri o Festa d’Elx.

No obstante, la ciudad de las palmeras atesora muchos más encantos como son sus numerosos e históricos edificios además de festividades tradicionales como la Nit de L’Albà o la Venida de la Virgen de la Asunción.

Palmeral de Elche

Palmeral de Elche

A continuación, destacaremos algunas de las visitas imperdibles en esta ciudad en la que además de los edificios y festividades, reina un clima idílico y una gastronomía brillante en la que atesora productos frescos gracias a su perfecta ubicación como frutas y verduras, además de platos de ensueño de la gastronomía local como los arroces y en especial el “arroz con costra” tan típico en la ciudad.

MAEH Elche

MAEH Elche

Puedes elegir la primera visita entre el MAHE y la Basílica de Santa María, debido a que las dos son por excelencia dos de los edificios más importantes de Elche. La Basílica de Santa María se encuentra en el corazón de la ciudad, en la plaza que comparte nombre con el edificio. Hace siglos fue una mezquita, pero tras la conquista de Jaume I en 1265 y durante todo este tiempo ha recibido todo tipo de modificaciones y remodelaciones, aunque todavía sigue mejorando este excelente edificio histórico. Desde su campanario tendrás una vista excepcional de la ciudad y su palmeral.

Basílica de Santa María

Basílica de Santa María

Tanto en su fachada como en su interior podemos encontrar los diferentes estilos arquitectónicos que van desde el barroco hasta el neoclásico. En el mismo se celebra la principal fiesta de Elche como es “La Festa o Misteri d’Elx”, en la que consiste en una representación medieval en la que se recrea la Muerte, Asunción y Coronación de la Virgen María. Cabe destacar que es cantada e interpretada por niños y adultos no profesionales, ensayando durante todo el año para este evento con tanto arraigo en la ciudad. Se celebra el 14 y 15 de agosto.

Castillo de Elche/Palacio de Altamira

Castillo de Elche/Palacio de Altamira

Justo detrás de la plaza de Santa María, se encuentra el Palacio de Altamira y en su interior el MAHE (Museo Arqueológico e Histórico de Elche). Muy cerca también están Los Baños Árabes de Elche que constituyen uno de los escasos ejemplos de arquitectura pública islámica que se han conservado en la Comunidad Valenciana hasta nuestros días. Situados en los bajos del antiguo convento de la Merced o Santa Lucía del siglo XVI, que tras su excavación y puesta en valor por parte del  Ayuntamiento de Elche, se han convertido, en una parte esencial del patrimonio histórico ilicitano.

Interior del Museo

Por su parte, la visita a este museo suele durar una hora aproximadamente y es imperdible para rememorar un viaje en el tiempo de la época del Neolítico, Eneolítico, la Edad del Bronce, la etapa íbera, el proceso de romanización, la época visigoda, el asentamiento islámico hasta llegar a nuestros días de la arqueología de nuestra ciudad. Pero si esperas encontrar a la famosa Dama de Elche, te diremos que la original se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid, y la que encontrarás en el museo ilicitano es una réplica exacta.

Ayuntamiento de Elche

Ayuntamiento de Elche

También en el casco histórico podemos admirar el edificio del Ayuntamiento de Elche, que data del siglo XV, cuyo núcleo central es la “Torre del Consell” que hacía de puerta de acceso a la antigua ciudad amurallada. Cabe destacar que hasta el siglo XVI los habitantes de Elche solo podían conocer la hora en que vivían por el toque a mano que se hacía en las campanas de la ermita de San Jaime, hoy desaparecida. Aquí existían dos personajes muy populares para los ilicitanos como son Calendura y Calendureta.  Se trata de dos autómatas encargados de tocar las horas en el campanario del reloj del Ayuntamiento situado en la Torre de la Vetlla o Centinela de la antigua muralla medieval, lo cual consiguen golpeando las campanas con sendas mazas. El más grande, Miquel Calendura, golpea en las horas punta y el otro, Vicent Calendureta, los cuartos.

Barrio más antiguo de Elche

De esta época, el Barrio del Raval ha sido el que más ha aguantado su esencia, tanto por las calles como sus preciosos y tradicionales edificios. En este barrio se encuentra el Museo Contemporáneo de Elche. En la actualidad, Elche ha crecido por más barrios, tanto es así que se ha convertido en la decimonovena ciudad de España por habitantes, y la tercera de la  Comunidad Valenciana, contando con un censo cercano a los 235.000 habitantes.

La joya de la corona

Otro de los lugares que no te puedes perder en la visita a Elche es disfrutar de su otro Patrimonio de la Humanidad: El Palmeral. Este autentico tesoro es el palmeral más grande de toda Europa con más de 200.000 palmeras y está dividido entre varios huertos disfribuidos por todo el municipio ilicitano. Un punto interesante para contemplar esta preciosa ruta es el Parque Municipal, donde puedes disfrutar de su variedad de palmeras singulares y demás vegetación. Sin duda es uno de los parques más bonitos y emblemáticos en pleno corazón de la ciudad.

Viaje hacia la historia de Elche

Esta preciosa ruta puede continuar por el precioso Huerto del Cura, a pocos minutos del Parque Municipal y que se encuentra junto al principal hotel de la ciudad que comparte nombre con este huerto en el que se encuentra un jardín encantador donde podrás contemplar la Palmera Imperial, denominada así tras la visita a este huerto de la emperatriz Sissi allá por 1894 y considerada la joya de la corona de todas las palmeras de Elche.

Además de los mencionados edificios históricos de la ciudad de las palmeras y sus diferentes patrimonios de la Humanidad, también puedes aprovechar la visita para ver otros museos también importantes como el Museo de la Festa o el Museo de Arte Contemporáneo de Elche con alto valor histórico, cultural y social. Todos estos museos y edificios se encuentran en la zona céntrica y en ella se encuentra el río Vinalopó con una preciosa ladera en la que está dibujada por ilicitanas con símbolos de la ciudad. Incluso, puedes disfrutar del deporte ya que se encuentran zonas habilitadas y material para hacer ejercicio al aire libre y así disfrutar de las vistas del palmeral de Elche.

Torre de la Calahorra

Torre de la Calahorra

En el centro de Elche, junto a la Basílica de Santa María, también se encuentra la Torre de la Calahorra. Este monumento fue una construcción integrada en la antigua muralla de Elche. Esta custodiaba, junto con otra atalaya la puerta más importante de la villa murada, la Lucentina, que encaraba el camino hacia Alicante. De forma rectangular, ha tenido numerosas reformas realizadas que han modificado por completo su estructura, tanto en ventanas de estilo neóarabe como el remate almenado de ladrillo del siglo XIX. En el interior, en sus salas albergan frescos de principios del S-XX con panorámicas de la ciudad, en la cual destaca la planta baja la decoración egipcia y motivos masones, lugar de reunión de la logia fundada en Elche en 1878.

Ya fuera de la ciudad, nos encontramos el yacimiento arqueológico de la Alcudia, famoso por ser el lugar de descubrimiento de la Dama de Elche en año 1897. En este yacimiento podemos ver los restos de la antigua Elche íbera, romana y visigoda, hasta que los árabes trasladaron la ciudad al emplazamiento que conocemos actualmente.

Patrimonio desconocido

Combiene saber que también se atesora un tercer Patrimonio de la Humanidad, el Museo de Puçol, inscrito en el registro de prácticas ejemplares de la Unesco en 2009. Este complejo museístico consta de salas de exposiciones, áreas de almacenamiento, talleres de conservación y restauración, sala de usos múltiples, biblioteca y huerto de estudios medio-ambientales. El visitante que recorre sus salas se ve transportado a épocas pasadas, a través de reconstrucciones de escenas cotidianas de la vida en el campo y la contemplación de elementos en desuso como tartanas, carros, trilladoras, vestimentas y utensilios agrícolas. También se exponen numerosos objetos relacionados con la industria, el comercio tradicional, la escuela y el ocio, tanto en el ámbito rural como en el urbano de Elche.

Parque Natural del Hondo

Parque Natural del Hondo

Pero hablar de Elche también es hablar de naturaleza, ya no sólo por sus innumerables palmeras, sino también por sus humedales, como el Parque Natural del Hondo, un conjunto de lagunas ricas en fauna un flora. Otro de los humedales es el Clot de Galvany, un espacio protegido por la biodiversidad.

Playa Arenales del Sol

Playa Arenales del Sol

Quzás lo que muchos que no conozcan es que Elche tiene playa, si bien no en la ciudad si en su amplísimo término municipal. Playas con bandera azul dada la calidad de sus aguas, como El Rebollo-Les Pesqueres, La Marina, El Carabassí, Arenales del Sol y El Altet, con aguas cristalinas como en toda la Costa Blanca.

Salón Abrasador El Racó Mama Lola

Salón Abrasador El Racó Mama Lola

Si hay algo que destaca en esta zona de la Comunidad Valenciana y en concreto en esta ciudad es la exquisita gastronomía. Aseguran que una de las mejores formas de conocer un lugar es a través de su comida. Las delicias de elche, corazones de almendra o arroz con costra son algunos de las comidas que no te puedes perder en esta experiencia, además de la tarta de Elche, pan de higo que es frutal típico de esta zona alicantina. Si hay algún restaurante que representa calidad y profesionalidad no es otro que Restaurante Abrasador El Racó de Mama Lola por sus exquisitos arroces y carnes a la brasa de crianza propia que resultan un referente para los ilicitanos.

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin