Tradición del Cristo de la Viga se remonta a la Edad Media

Conoce la tradición del Cristo de la Viga de Villacañas

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Nuestro municipio de Villacañas siempre ha destacado respecto a las otras geografías de España por sus particulares villas agrícolas e industriales y por su vistosa tradición de los Danzantes del Cristo de la Viga, fiesta de interés regional que celebramos cada 1 de mayo. Esta tradición de nuestras fiestas populares se remonta a cientos de años donde se narra la siguiente leyenda:

Cuenta que un fuerte temporal azotaba a un barco en alta mar. En lo alto de la viga mayor, se apareció un Cristo alrededor del cual bailaban ocho danzantes y el de la Porra. Al momento, el temporal amainó y los tripulantes se salvaron por la intervención del Cristo de la Viga. Según la tradición, un villacañero estaba allí y fue el que trajo el culto de este Cristo marinero a Villacañas. Históricamente, la Orden Militar de San Juan de Jerusalén, tuvo que ver en la difusión de esta devoción. Los caballeros sanjuanistas repoblaron nuestro municipio en el siglo XIII, y seguramente cristianizarían estas danzas y organizarían la cofradía del Santísimo Cristo. De ahí que la nomenclatura de los directivos de la cofradía y sus insignias son militares: Mariscal, que es el Hermano Mayor o Presidente (porta bengala), Capitán (lleva una imagen pequeña del Cristo además de un bastón), Sargento Mayor (porta bastón y estandarte), Abanderado (lleva bandera y bengala).

Tradición del Cristo de la Viga se remonta a la Edad Media

Tradición del Cristo de la Viga se remonta a la Edad Media

Historia de la tradición del Cristo de la Viga

Cuentan los historiadores de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha que un fuerte temporal azotaba a un barco en alta mar durante la Edad Media. En lo alto de la viga mayor, se apareció un Cristo alrededor del cual bailaban ocho danzantes y el de la Porra. Al momento, el temporal amainó y los tripulantes se salvaron por la intervención del Cristo de la Viga. Según la tradición, un villacañero estaba allí y fue el que trajo el culto de este Cristo marinero a Villacañas.

El Cristo de la Viga, fecha marcada en rojo por todos en Villacañas

El Cristo de la Viga, fecha marcada en rojo por todos en Villacañas

La fiesta viene celebrándose desde hace más de 500 años, organizada por la Cofradía del Santísimo Cristo de la Viga marcada por las coloristas danzas de sus Danzantes, que ejecutan ataviados con unos vistosos trajes que sorprenden a quienes los contemplan por primera vez. Esta danza, que en realidad son varias pues está compuesta de danzas de palos, de castañuelas y de cordón es la más típica y original entre todas las que se celebran en La Mancha toledana.

El ciclo festivo se inicia el 19 de marzo Y se celebra en la casa del Mariscal de la Cofradía la Puja, de la cual saldrán los siete Danzantes, el de la Porra, el Alforjero (lleva los palos de la danza en unas alforjas y porta el palo del cordón) y el Maestro, quien dirige la danza y enseña en su casa durante todos los domingos ayudado por los dos mozos de la cofradía.

Uno de los bailes de las Cofradías

Uno de los bailes de las Cofradías

El día del Cristo de la Viga es el 1 de mayo. El traje de los danzantes de este día es muy vistoso, elegante y muy rico en símbolos. Es una verdadera obra de arte. El danzante luce su traje con gran respeto y veneración, sabiéndose portador de algo valiosísimo y sagrado, prueba de ello, es que días anteriores, los trajes se exponen en las casa de los danzantes y van a visitarse por amigos y familiares.  La pieza más vistosa del traje del danzante es la caída, que es un lazo grande de color blanco que va bordado o pintado con motivos florales y religiosos, ceñido a la cintura y del que salen las cintas de arcos, que cruzan la espalda del danzante.

La pieza más vistosa del traje del danzante es la caída, que es un lazo grande de color blanco que va bordado

La pieza más vistosa del traje del danzante es la caída, que es un lazo grande de color blanco que va bordado

A las diez de la mañana, los Danzantes recogen a las autoridades en el Ayuntamiento y todos se trasladan a la iglesia parroquial “Nuestra Señora de la Asunción”, para asistir a la Solemne función que se celebra en honor del Santísimo Cristo de la Viga. Al finalizar la Santa Misa y en el interior de la Iglesia los Danzantes ejecutan la danza de palos titulada La Marcha Real ante el Cristo de la Viga. Tras la ceremonia religiosa del día 1 se ejecutan las tradicionales danzas en el auditorio de la Glorieta del Prado, ante los miles de villacañeros, ausentes y visitantes, que cada 1 de mayo se dan cita en Villacañas.

Durante esta celebración tan bonita y marcada por todos, una opción interesante es acudir para comer o cenar, o simplemente tomarte algo, el restaurante Abrasador El Capricho de Los Torres, en el cual tienen especialidades en carne tanto ternera añoja y cerdo ibérico de cebo de campo. Además, atesora una peculiar carta donde el pistacho está muy presente dando un maridaje de sabores a los platos que hacen inconfundible este restaurante en Villacañas.

Restaurante Abrasador El Capricho de Los Torres

Restaurante Abrasador El Capricho de Los Torres

 

RESERVAS

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *