Entradas

Ronda, un viaje al pasado de Andalucía

El municipio malagueño se ha convertido en uno de los principales destinos para visitar por los españoles por su riqueza arquitectónica y la conservación viva de la historia de Andalucía

Visitar Ronda significa conocer el corazón de la provincia de Málaga y reencontrarse con el pasado de Andalucía por sus baños árabes, palacios o puentes con mucha historia. De hecho, conversa hasta cuevas primitivas donde puedes contemplar el arte Paleolítico en la Cueva de la Pileta.

Considerado uno de los pueblos con más esencia andaluza, Ronda aglutina numerosos argumentos para visitarlo y perderse entre sus calles y tirar de imaginación cómo era la vida por aquel entonces contemplando monumentos históricos del siglo XVIII como es el Puente Nuevo Ronda, una de las principales postales por antonomasia de la localidad malagueña.

Puente Nuevo Ronda

Otra perspectiva del Puente Nuevo de la Ronda

Otra perspectiva del Puente Nuevo de la Ronda

Se ha convertido en el edificio más emblemático de la ciudad. Fue construido el primer puente en 1735, no obstante, seis años más tarde se derrumbó provocando la muerte de 50 personas. La segunda construcción se produjo en 1751 e inaugurado en1793, destacando la gran labor del arquitecto José Martín de Aldehuela y hasta 1839 era considerado el puente más alto del mundo con una altura de 98 metros.

Esta alma de la ciudad está construida de sillería de piedra y se muestran dos arcos a los lados que sostienen la estructura que soporta la calle, hecho que no tenía la primera construcción. Como anécdota, en la parte superior se encuentran las dependencias del puente que fueron utilizadas como prisión en los primeros tiempos del puente y más tarde como mesón. En la actualidad es un centro de interpretación del entorno.

El diseño del puente consistió en macizar el barranco sobre el que se asienta para poder construir un arco de 15 metros. La piedra la obtuvieron del mismo Tajo de Ronda (es el desfiladero sobre el que se aposenta Ronda, y por el que discurre el río Guadalevín) e izó 100 metros en vertical. La altura del Tajo de Ronda es la de un edificio de 30 plantas y los muros que sirven de arranque al arco central tienen las mismas dimensiones que la Giralda de Sevilla.

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería

foto Caballería en la plaza de toros de Ronda (Málaga)

Caballería en la plaza de toros de Ronda (Málaga)

Junto al Puente Nuevo de Ronda se convierte en el otro monumento emblemático de la ciudad. La Real Maestranza de Caballería de Ronda es una de las plazas de toros más importantes y de las más antiguas de España.  Se inauguró en el año 1785 y se popularizó la “corrida goyesca“, en la que se sustituyen los trajes de luces por otros típicos del siglo XVIII. En la actualidad solo se celebra un evento al año: la Feria Goyesca (en septiembre). Fue declarado como Bien de Interés de Cultural en su categoría de Monumento y también fue diseñado por el mismo arquitecto que finalizó el diseño del Puente Nuevo de Ronda, Martín de Aldehuela.

Alameda del Tajo

Conocida en el pasado como Alameda de San Caros es un paseo lleno de naturaleza arbolada y jardín botánico que se levantó a principios del siglo XIX. No te olvides de visitar el Balcón del Coño, que recibe el nombre por su corta e intensa descripción al asomarse por el mismo y contemplar las vistas del mirador. Antes pasaremos por la Plaza de la Merced donde se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced que fue construida en el siglo XVI.

Además, durante este precioso paseo, finalizando el parque de la Alameda del Tajo encontraremos el Paseo de los Ingleses situado sobre los acantilados donde se encuentran los mencionados balcones de vértigos.

Baños Árabes

Baños Árabes en Ronda

Baños Árabes en Ronda

 

Los Baños Árabes son de época nazarí entre el siglo XIII y XIV. Las recientes excavaciones realizadas hasta ahora han permitido rescatar las tres salas de baño (fría, templada y caliente) y las cubiertas con bóvedas de que se comunican por arcos de medio punto. Se conservan, además, parte de las calderas y de los sistemas de conducción de agua.

Cuentan con la singularidad de conservar completa su estructura, con las diferentes estancias e instalaciones que lo organizaban, siendo los más grandes y mejor conservados de la Península Ibérica.

La Casa del Rey Moro

La Casa del Rey Moro

La Casa del Rey Moro

La Casa del Rey Moro de Ronda aglutina varios monumentos que se compone en tres partes: una mina de agua de época musulmana, una casa de estilo neomudéjar y un jardín diseñado por Jean Claude Nicolas Forestier declarado Bien de Interés Cultural en 1943. Tiene una extensión completa de casi 4.000 m². El conjunto se encuentra elevado sobre el escarpe del tajo en la zona norte de la antigua ciudad musulmana, justo en el extremo opuesto a la Puerta de Almocábar y el antiguo Alcázar. Actualmente la mina y el jardín se encuentran abiertos al público para su visita.

Puente Viejo

Hasta la construcción del Puente Nuevo de Ronda, en el siglo XVIII, fue llamado La Puente Nueva, y desde la construcción del Puente Nuevo comenzó a llamarse «Puente Viejo»; este puente ponía en comunicación a la ciudad con el incipiente barrio del Mercadillo. De origen dudoso y debatible se cree que fue una obra romana reconstruida por los árabes.

El puente es de un arco de 31 metros de elevación sobre el nivel del río. Hace algunos años fue restaurado, transformándose totalmente los pretiles del siglo XVII que impedían la vista del Tajo al fondo por su altura y pavimentándolo de nuevo. Asimismo, se abrieron cuatro balcones sobre el río para apreciar desde ellos las bellezas naturales del Tajo y el paisaje del fondo.

Palacio de Mondragón

Palacio de Mondragón

Palacio de Mondragón

Es sin duda el monumento civil más significativo de Ronda. Dice la leyenda que fue residencia del gran rey Abbel Malik, hijo del sultán de Marruecos Abul Asan.  Es en la actualidad El Museo Municipal de Ronda y alberga en sus instalaciones una colección permanente que ofrece un discurso sobre la historia de la comarca apoyado en las diferentes investigaciones arqueológicas desarrolladas hasta el momento en el territorio. También conocido como palacio del marqués de Villasierra, es un edificio mudéjar-renacentista.

Pero la ciudad de Ronda además de albergar la historia viva de Andalucía también destaca por su gran gastronomía. En Ronda puedes encontrar platos de calidad con mucha historia rondeña y carnes de crianza propia tanto de ternera añoja como de cerdo ibérico de cebo de campo en Restaurante Abrasador La Carreta. Ubicado en el casco histórico de la ciudad, se trata de un restaurante con una carta variada y con un servicio formidable para disfrutar de tu visita a Ronda.

Restaurante Abrasador La Carreta de Ronda

Terraza Abrasador La Carreta