Entradas

La cocina huertana de Murcia, una gastronomía muy saludable

La gastronomía huertana de Murcia siempre ha sido considerada de las mejores huertas de España ya que combina mar y tierra, ya que dos elementos que definen su gastronomía y es por ello que es muy saludable. La huerta murciana siempre ha sido motivo de orgullo, si bien el paisaje más tradicional esté desapareciendo, pero no así la riqueza de sus productos. Las verduras y frutas de la huerta Murcia son el denominador común en muchos platos y tapas de cualquier carta de restaurante ubicado por la zona. Además, de platos calientes de cuchara, como los guisos. En carnes hay poca ternera, pero un gran protagonismo del cerdo, cordero, cabrito y conejo, y la costa enriquece los menús con buenos pescados, sin olvidarnos de los arroces y postres de corte muy tradicional.

Historia de la huerta

La riqueza de la gastronomía de la huerta murciana se debe a a las influencias de las civilizaciones que han pasado por la Región. Por ejemplo, gracias a los musulmanes se desarrolló la huerta murciana, cuyos productos son básicos en nuestra gastronomía.  Durante los siglos VIII, IX y X la confluencia del Segura con el Guadalentín fue llenándose de alquerías, formándose la Huerta de Murcia en torno a la nueva capital. La red de acequias de la huerta es posterior al siglo XI, y su pleno desarrollo abarca desde este siglo hasta el XIII, coincidiendo con el auge de la ciudad y su conversión en una de las principales metrópolis del Al-Andalus.

El origen de estas alquerías estaría en asentamientos de clanes y de determinados linajes musulmanes, como es el caso de pedanías como Beniaján. Los árabes desecaron las tierras inundadas por el río y concibieron un sistema de riegos completo, construyendo presas y azudes, canales y acequias, elevando el agua con norias de madera y trasformando en regadío las fértiles tierras de la huerta. De tal forma que en el siglo XIII los riegos de la Huerta de Murcia aparecen estructurados como hoy los conocemos, aunque las obras de mampostería son posteriores.

La huerta de Europa

Para muchos, la huerta de Murcia es considerada un referente nacional e internacional por la calidad de sus productos. El valle por el que pasa el río Segura y alrededores, se llama la Huerta de Murcia. Las características de una tierra tan fértil, junto con las enseñanzas en agricultura que heredamos de los musulmanes, hacen de la Huerta de Murcia una comarca líder europea en producción de productos agrícolas de primera calidad. Por todo esto, se le llama también la Huerta de Europa.

Venta de frutas y verduras  Descripción generada automáticamente
Huerta murciana

Los productos de la huerta murciana son muchos y variados, sin embargo, los más destacados son dos: pimiento y tomate. Estos productos son esenciales en la cocina murciana, si bien también estacan los calabacines, berenjenas, habas, lechugas, alcachofas y coliflores. Respecto a las frutas, las más utilizadas en la gastronomía murciana son los cítricos (limones y naranjas). Se utilizan en muchos platos. Para mucha gente, es excesivo el uso que los murcianos le damos al limón.

La carne también es muy importante en la gastronomía murciana. Los productos más destacados son los animales de granja y entre ellos, el cerdo y el cordero. También se utilizan mucho los animales de caza, como el conejo o la liebre.

Del cerdo se obtienen muchísimos ingredientes para platos tradicionales, así como embutidos típicos murcianos como salchicha, longaniza, morcón, chiquillo… En Murcia se sigue haciendo la fiesta de la matanza en la que se mata a un cerdo para comer y fabricar los embutidos. Merced a los dos mares que bañan la Región de Murcia, sus pescados y mariscos tienen una gran importancia en la gastronomía. Existen especies propias murcianas como la dorada del Mar Menor, el mújol o los langostinos del Mar Menor. Además, son muy típicos en Murcia los salazones. Se cubre al pescado de sal para que se conserve durante mucho tiempo y además tenga un sabor diferente. La hueva y la mojama son productos en salazón muy utilizados en Murcia. A continuación, os detallamos algunos de los platos más destacados de la huerta murciana.

Ensalada murciana

Uno de los platos más conocidos de la huerta murciana y extendidos por toda España. Aunque hay varias formas de realizar este refrescante plato, la más común es tomate en conserva artesano, atún, huevo duro, olivas negras, cebolleta, buen aceite de oliva y sal. Para acompañar el pan es muy importante.

Foto ensalada murciana
Ensalada murciana

Zarangollo

Servido como tapa o ración ideal para compartir, es un plato que consiste básicamente en calabacín, a poder ser de temporada, y huevo revuelto, con cebolla y a veces enriquecido con patata. Se puede dejar al punto que más guste, aunque lo ideal es que las hortalizas queden muy melosas y fundidas con el huevo, ideal para mojar pan. Ingredientes: 2 cebolletas, 1 kilo de calabacín, 3 huevos, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.

zarangollo
zarangollo

Pisto murciano

Para los residentes de Murcia, es un almuerzo perfecto o un acompañante para el pescado idílico.  Ingredientes: 1 cebolla, 2 berenjenas, 1 pimiento rojo morrón, 1 pimiento verde grande, 800 g de tomates en conserva, aceite de oliva virgen extra, bicarbonnato sódico o azúcar, sal.

pisto murciano

Paparajotes

El bocado dulce de Murcia lo encontramos en los paparajotes, un postre elaborado con hojas de limonero rebozadas con una masa de buñuelo y cubiertas con azúcar y canela. Pero que los paparajotes se elaboren con hojas de limonero no es casualidad; ¿sabías que este árbol es el más típico de la Murcia?

paparajotes

El patrimonio repostero murciano es muy variado, pero sin duda, los paparajotes se han convertido en el postre más popular y degustado en toda la Región. Un postre que hará que termines cualquier comida o cena murciana con el mejor sabor de boca. Eso sí, para degustarlos en su punto perfecto no dejes que se enfríen y, justo antes de comerlos, retira la hoja del limonero. Notarás en boca todos sus aromas.

¿Dónde encontrar todos estos platos?

En Restaurante Abrasador Canovas podemos encontrar todo tipo de platos de la huerta murciana mencionados, además de la mejor carne a la brasa de España, ya que es de primera calidad y crianza propia como es la ternera añoja y el cerdo ibérico de cebo de campo. Un restaurante fantástico para encontrar todos los mejores platos típicos de la huerta murciana, la mejor de Europa.

La gastronomía de Alcalá de Henares, una huella de Don Quijote

La gastronomía de Alcalá de Henares se caracteriza por traer recuerdos de alusiones culinarios de El Quijote.  Platos como las sopas de ajo, migas manchegas con chorizo o huevos fritos, y una variedad de platos preparados con verduras frescas de la vega del Henares, además de los más sabrosos asados de cordero y cabritillo, o pescados al horno como el besugo o la lubina.

Esta cocina de Alcalá de Henares es una de las más completas, ricas y variadas de la Comunidad de Madrid. Una riqueza que hunde sus raíces en la España del Siglo de Oro, del scritor Miguel de Cervantes. No hay mejor sitio para disfrutar de una cocina evocadora y única como las calles complutenses, llenas de historia y de lugares que han merecido ser reconocidos como Patrimonio de la Humanidad.

Duelos y quebrantos alcalaínos

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más de vaca que carnero, salpicón las noches, duelos y quebrantos los sábado…De esta forma es mencionado este plato tan conocido era como “Merced de Dios” pues se consideraba que no podía faltar en ninguna casa por pobre que fuese. Ingredientes para cuatro personas: 3 huevos, 100 gramos de panceta de cerdo, Jamón y picadillo, Sesos de cordero, Aceite de oliva, 1 cucharada de vinagre, Sal, pimienta y una hoja de laurel.

Duelos y Quebrantos

Migas

Plato de migas rondeñas
Migas, el plato tradicional manchego

Elaboración de origen campesino que se extendió de tal modo por el país que acabó dando múltiples variantes según las regiones. En Alcalá se prepara de la misma forma que en La Mancha, con pan asentado, cortado finamente, tocino, pimentón y ajo.

El pan ha sido desde tiempo inmemorial un alimento básico para la población y desperdiciarlo un auténtico delito. De ahí que incluso estando duro siempre se buscara la manera de aprovecharlo en alguna de las comidas. Se empezó dorándolo con ajos y grasa de cordero. Después del descubrimiento de América, junto con el oro y otros metales preciosos, comenzaron a llegar a la Península muchos nuevos productos desconocidos para los europeos, entre ellos el pimentón.

En época de Cervantes este ingrediente dio su toque personal a alimentos tan nuestros como el chorizo o el lomo, y sirvió para dar personalidad y su coloración característica a nuestras migas.

Algunas costumbres muy arraigadas en Alcalá se mantienen en la actualidad, como la merienda de chocolate con migas y picatostes. Respecto a los postres y repostería, cabe destacar la Costrada, los dulces de convento y las excelentes Almendras garrapiñadas, las Tejas de Alcalá, dos especialidades de las que se puede disfrutar.

Costrada

Costrada

La costrada de Alcalá es un postre tradicional de Alcalá de Henares (España). Se compone de varias capas de hojaldre, crema pastelera, merengue y almendra. Fue creada en el siglo XIX por los confiteros Salinas, antiguos pasteleros reales.  Es un dulce emblemático de la ciudad.

Rosquillas de Alcalá

Rosquillas

En su paso por Alcalá de Henares, se antoja como imprescindibles probar las Almendras garrapiñadas, las Rosquillas de Alcalá y las tartas costradas, inventadas por los confiteros Salinas, antiguos pasteleros reales. Algunas de estas recetas se pueden encontrar a diario en los principales restaurantes de la ciudad, como el restaurante Abrasador Casa Benito.

Sin embargo, es en sus dos eventos gastronómicos anuales, la Semana Gastronómica y las Jornadas Gastronómicas Cervantinas de octubre, cuando el visitante tiene más oportunidades de probar recetas como ‘el cabrito de la ínsula’, ‘la carne estofada a la Dorotea’, ‘las codornices al vino viejo’ o ‘el conejo pastoril’. Además, en este restaurante, se puede degustar productos como los ibéricos, los quesos de oveja, acompañados de una copita de vino.

Abrasador Casa Benito, un restaurante referente de la ciudad y de la Comunidad de Madrid, donde puedes hacer una parada y comer una carne a la brasa de primera calidad y crianza propia como la ternera añoja, como el Entrecot; y el cerdo ibérico de cebo de campo, el solomillo. Es un restaurante idílico además para visitar los monumentos y curiosidades más destacadas de la ciudad.

La gastronomía de la Comunidad de Madrid, un popurrí de culturas madrileñas

La gastronomía de Madrid es el conjunto de platos tradicionales de la capital española. Posee las tradiciones culinarias propias de la población inicial cuando Felipe II creó la capital, y posteriormente de los pueblos de su propia provincia que fueron aportando sus viandas a la cocina propia de la ciudad de Madrid. Su gastronomía se compone de productos frescos la región como sus verduras o carnes para los platos de cuchara, guisos o frituras.

También hay que destacar la importancia que tiene en el tapeo en sus bares, y es que la gastronomía es uno de los grandes atractivos de la Comunidad de Madrid. De entre las muchas recetas o comida tradicional, te mostramos los platos más típicos de la Comunidad de Madrid que tienes que probar si visitas la Comunidad, tanto la capital como alguna de sus localidades.

Cocido Madrileño

El cocido madrileño es, por antonomasia, el plato más típico y conocido. Como suele ocurrir con la comida tradicional, cada uno tiene su manera peculiar de cocinarlo, aunque la base es siempre la misma. Para su elaboración se ponen en una olla, con agua fría que cubra el contenido, diversas carnes, como jarrete y falda de ternera, gallina o pollo, panceta fresca, morcilla y chorizo, así como diferentes huesos: de jamón, de rodilla de ternera, de espinazo salado y de caña blanco.

Cocido madrileño

Posteriormente, se añaden a la olla abundantes verduras, como repollo, zanahorias, puerros, patatas, y garbanzos que se habrán puesto el día anterior en remojo. Una vez cocido todo, se separa el caldo, que se pone al fuego echando un puñado de fideos cuando hierve. El plato se sirve en tres partes, empezando por el caldo con fideos, tras el cual se sirven los garbanzos y verduras y, para terminar, las carnes.

Callos a la madrileña

Comida en un plato  Descripción generada automáticamente
Callos a la madrileña

Los callos constituyen también uno de los platos más ligados a la gastronomía madrileña. La elaboración de esta receta típica de Madrid se diferencia de las de otros rincones de España.

Así, su diferencia principal respecto, por ejemplo, a los callos gallegos es que en estos últimos se incluyen garbanzos cocidos, o, respecto a los que se elaboran en Vizcaya, que no llevan pimiento choricero.

Se hacen cociendo varias carnes de casquería, generalmente callos, pata y morro, añadiendo también a la olla panceta o jamón, especias y laurel. Una hora antes de finalizar la cocción se añaden chorizo y morcilla.Para que los callos tengan su característico punto picante, se hace una salsa con ajos, cebolla y guindilla. Finalizada dicha salsa, se le añaden los callos y la morcilla y chorizo, estos últimos troceados. Después se añade el agua de la cocción y se hierve todo 20 minutos más.

Bocadillo de calamares

Bocadillo ded calamares

El bocadillo de calamares es una comida muy emblemática de Madrid, y raro es el bar en el que no lo sirven. Se trata sencillamente de un bocadillo cuyo contenido son los calamares a la romana.

Sopas de Ajo

Sopa de ajo

Las sopas de ajo es uno de los platos más tradicionales de la gastronomía madrileña y castellana. Se trata de una sopa con ingredientes muy sencillos ya que se preparara con ajos fileteados, que se saltean en una cazuela con aceite hasta que están dorados, añadiendo en este momento trozos de jamón. Una vez revuelto, se añaden unas rebanadas de pan duro, al que se le dan unas vueltas.

Una vez retirada la cazuela del fuego, se espolvorea con pimentón, que puede ser dulce o picante, a gusto de cada cual.

Espárragos de Aranjuez

Esparrago de Aranjuez

El esparrago de Aranjuez es uno de los productos más conocidos de la Comunidad de Madrid. Se caracterizan por su color verde intenso y por una gran ternura a la hora de comerlos. Puedes encontrar este esparrago preparado tanto a la plancha como al vapor y en platos como tortillas, revueltos o simplemente como guarnición a la plancha.

Chocolate con churros

Chocolate con churros

Uno de los desayunos más típicos en Madrid es el chocolate con churros y que podremos encontrar en la mayoría de las cafeterías de Madrid, por lo que es uno de los platos que tienes que probar si vienes a Madrid.

Abrasador El Abuelito, sin duda un restaurante referente en la Comunidad, por su especialidad en carne abrasador a la brasa de ternera añoja y cerdo ibérico de cebo de campo. Sin duda, El Abuelito es un lugar perfecto para degustar la mejor carne a la brasa de España.