Historia de Pozuelo de Alarcón

Un tesoro del Neoclásico, el Palacio de Boadilla