MENÚ NOCHEVIEJA FINCA EMBID

Mejores rutas de senderismo en Cuenca

El senderismo se ha convertido en una actividad deportiva muy saludable y cada vez con más arraigo entre la población. En la ciudad conquense, concretamente, por su enorme medio ambiente, sumado a que atesora el título como ciudad de Patrimonio de la Humanidad por si riqueza monumental, se ha convertido en una localización con mucha variedad.

Su casco histórico en plena serranía de Cuenca, las Casas Colgadas, ríos como el Huécar y Júcar, y calles empedradas son unos ingredientes exquisitos para todo senderista que quiera huir del estrés. A continuación detallamos algunas de las rutas más bonitas de la ciudad conquense.

Ruta de Cuenca Hoz del Júcar y San Julián el Tranquilo Sendero

Esta ruta, con 8 kilómetros de recorrido, arranca en la denominada Área del Recreo del Peral. hubiera sitio, un poco más adelante en la llamada zona de la explanada de la playa, junto al río hay un parking más grande. Cruzamos por un puente el río Júcar, para caminar por su margen izquierda. Vemos un panel informativo de las sendas que podemos realizar. Comenzamos a subir por una zona urbana, pasando por el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias.

Un poco más adelante, tenemos un cruce de rutas. A nuestra derecha sube el Sendero local SL CU 10 sube a la parte antigua de la ciudad. A su vez coincide con el GR 66 Sendero de gran recorrido. En la bajada del hacia el río han construido unas escaleras, que ayudan mucho a salvar el desnivel. Estamos en un buen camino, nos acercamos un poco a la orilla del río Júcar. 

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\cascada.jpg
Cascada de las Grajas /Rutasvarias

Llegamos a la zona de la Cascada de las Grajas, donde vemos una escuela de piragüismo. Cruzamos por un pequeño puente a la otra orilla. Al otro lado nos esperan las Cascadas de las Grajas.

Recorremos un pequeño trecho por este paseo peatonal, hasta encontrarnos con el desvío a la Ermita de San Julián el Tranquilo. Cruzamos la carretera por un paso de cebra y comenzamos a subir el pequeño repecho que nos separa de ella. En el camino nos encontraremos con dos bonitos miradores. El primero el de San Mesles y un poco más arriba el de San Julián.

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\1554467395_490946_1554467577_noticia_normal.jpg
Uno de los miradores de la ruta donde se contempla toda la ciudad /Yendoporlavida

Pasamos junto a espectaculares miradores. Vemos al fondo del valle el lugar por donde comenzamos este bello paseo. Ahora toca ir bajando poco a poco hasta llegar al punto donde iniciamos la ruta.

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\11111111.jpg
Una de las imagenes de esta ruta

Ruta de las Hoces de Cuenca

Este sendero local, junto al SL-CU 11 y el GR 66, forma parte de la red de itinerarios de senderismo señalizados en torno al casco histórico de la ciudad de Cuenca. Esta red de senderos se entrelaza en diversos lugares. El SL-CU 10 transcurre junto al casco histórico de la ciudad ubicada en un espolón calcáreo tallado por los ríos Júcar y Huécar. El recorrido se realiza por calles, sendas y caminos.

El punto de partida es desde la Puerta de Valencia por el Paseo del Huécar hacia el Teatro Auditorio de Cuenca. Después cruzamos el puente y comenzamos la subida bajo las casas colgadas. A la altura del puente de San Pablo hicimos un par de obligados desvíos: primero hacia la izquierda para visitar las casas colgadas y después hacia la derecha para ver, tras cruzar el puente sobre el río Huécar, el parador. 

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\casas colgadas.jpg
Casas Colgadas de Cuenca /ViajesporCastillaLaMancha

Tras las pertinentes visitas continuamos el recorrido por un sendero por la ladera de la Hoz del río Huécar por el que llegaremos al barrio del castillo. Desde allí podremos hacer una parada en un mirador desde el que se obtienen unas impresionantes vistas hacia el parador, la hoz del río, las casas colgadas.

La ruta continua hacia la muralla y, cerca del Arco de Bezudo, cruza la calle para comenzar a descender hacia el río Júcar, pasando antes junto a la ermita de Nuestra Señora de las Angustias. A la altura de la ermita, si miramos a la montaña de enfrente, podremos ver «los ojos de la Mora».

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\thumb_p5140074.jpg
Arco de Bezudo

Al nivel del río, en la zona de recreo Peral, podemos asomarnos al Júcar desde el puente por el que cruza el otro sendero local (11). Nosotros seguiremos por la orilla por un bonito paseo de madera instalado sobre la pared rocosa sobre las aguas del Júcar. Más adelante llegaremos a la junta de ríos, la confluencia del Huécar y el Júcar, que cruzaremos para remontar junto al Huécar por el parque y la calle Tintes hasta la Puerta de Valencia.

Un punto de encuentro interesante durante las rutas es Restaurante Finca Embid para bien coger fuerzas durante el desayuno e iniciar las diferentes rutas de senderismo que se encuentran en Cuenca y alrededores o bien al término de una de ellas con una comida para reponer fuerzas después de un largo recorrido por la ruta. Este restaurante es especialista en carne de crianza propia de ternera añoja y cerdo ibérico de cebo de campo y está situado dentro de un camping, atesorando un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.

Por esto Cuenca es uno de los destinos favoritos en España

Cuenca  no sólo es la capital de provincia de una de las comunidades más hermosas y especiales de España, Castilla-La Mancha. Es mucho más. Sus nacimiento se remonta al  al Paleolítico Superior, aunque las primeras construcciones que dejaron firme evidencia del paso del ser humano se remontan a la época de la conquista musulmana.

Desde un principio la ciudad conquense se basaba en la economía de la industria textil. En la actualidad, la principal fuente de ingresos radica en su turismo por su belleza y su historia, especialmente desde su declaración por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Cuenca tiene numerosas maravillas para visitar, tanto por los monumentos que atesora como por el paisaje natural que ofrece desde numerosas vistas. Hemos querido resaltar las más significativas y que no puedes dejar de ver cuando vengas a uno de los destinos favoritos para visitar, tanto por los españoles como para los extranjeros.

La Calle Alfonso VIII

Calle emblemática de Alfonso XVII, una de la más coloridas de toda la ciudad.
Foto de CarlosdeViaje

Esta calle es una de los principales atractivos del casco antiguo de Cuenca y el nombre que recibe se debe al rey que conquistó la ciudad en el año 1177. Los musulmanes, por entonces, dueños de la ciudad sucumbieron ante las tropas de Alfonso VIII y así los cristianos ocuparon la ciudad conquense. Esta calle se caracteriza por su colorido. Su amplia gamas de colores en la fachada de los edificios la hacen muy singular a esta calle.

La Torre de Mangana

Vista de la Torre de Mangana. Foto de TCLM
Vista de la Torre de Mangana. Foto de TCLM

En esta misma calle se podrá avistar la Torre de Mangana. “Imponente”. Ese es el adjetivo que más atribuyen los residentes y visitantes a este monumento histórico. Relatan que cuando los musulmanes ocupaban la ciudad, les servía como punto de cobijo y enclave defensivo debido a su situación BÉLICA.

Más tarde, ya alejado el peligro musulmán, se colocó en la torre una campana que servía para avisar la llegada de los enemigos, mover la solidaridad de los vecinos en caso de incendio u otra catástrofe y anunciar los acontecimientos importantes de la ciudad o la muerte de personas ilustres. Un alcázar árabe, vigía de una sinagoga y Iglesia cristiana de Santa Maria. Por todo esto pasó la que conocemos en la actualidad como Torre de Mangana que es la torre del reloj.

La Plaza Mayor y la Catedral de Cuenca

Foto de la plaza Mayor, en pleno casco urbano de Cuenca.
Fuente: Expedia.es

La plaza Mayor y la Catedral de Cuenca es uno de los emblemas de la ciudad, junto con las Casas Colgadas. Esta era la antigua Plaza de Santa María, debido a su antiguo nombre y al comercio que se ofrecía en aquella época en el que se celebraba un mercado semanal de venta de capachos, esteras, serones y los pescados provenientes de los ríos de la ciudad, principalmente el Júcar (en la época de los romanos se conocía como río Sucro).
También fue conocida como plaza del Rollo o de la Picota, pues en ella tenían lugar los castigos públicos. La Plaza Mayor fue el escenario de subastas, procesiones o corridas de toros.

La Catedral de Cuenca, uno de los monumentos más relevantes de la ciudad en plena Plaza Mayor.
Fuente de foto: Wikipedia

La Catedral fue el primer edificio que se construyó en Cuenca tras la reconquista, en el que se mostró todo el esplendor del poder eclesiástico. Tuvo varias fases en su edificación, reformas, ampliaciones y variaciones que salpican su estilo, claramente gótico normando, con algunas reminiscencias románicas y aportaciones posteriores como el plateresco, cisterciense o barroco. La fachada se derrumbó por lo que la actual es del siglo XX.

Casas Colgadas

Las Casas Colgadas es el principal atractivo de la ciudad por su
excepcionalidad artítica y paisajística

Otra vista panorámica de las Casas Colgadas en pleno hoz del río Huécar.
Fuente: Wikipedia y Miviaje

Las Casas Colgadas es decir Cuenca. Su gran baluarte. En plena Hoz del Río Huécar, encima de la carretera que lleva al pueblo de Palomera y justo al otro lado del Parador de Turismo, como si de un cuento de hadas se tratara, se encuentran las Casas Colgadas. Su arquitectura es gótica, y responde a los estándares típicos y populares de otras construcciones conquenses.  Es un auténtico símbolo de la villa de Cuenca. Las Casas Colgadas no dejan indiferente a nadie. En el año 2016 fueron declaradas Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, título más que merecido. Toca conocer un poco más sobre este icono conquense. Del conjunto de estas casas sólo tres son visitables: la casa de la Sirena, que aloja un mesón donde degustar la tradición, y las Casas del Rey, que permiten observar elementos originales de construcción en su interior, como la viguería de madera y que albergan, para deleite de todos, «el más bello pequeño museo del mundo”: el Museo de Arte Abstracto Español.

¿Dónde comer?

El restaurante Finca Embid es un restaurante asador que se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente. Cuenta con un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.
Destaca por su especialidades en cocina local y carnes a la brasa. Su enclave en plena naturaleza y muy cerca de la capital conquense, le hace tener un carácter especial donde disfrutar de la buena gastronomía.


Entrada del restaurante Finca y Embid

Este restaurante asador se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente. Cuenta con un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.
Destaca por su especialidades en cocina local y carnes a la brasa. Su enclave en plena naturaleza y muy cerca de la capital conquense, le hace tener un carácter especial donde disfrutar de la buena gastronomía.



Costillar sabroso de Finca y Embid