Conoce la historia de La Catedral de Cuenca

La catedral de Cuenca es uno de los edificios más particulares de la Edad Media española y mucho se ha escrito acerca de ella para explicar su presencia en estas tierras Castilla y La Mancha. Cuenca fue conquistada por Alfonso VIII de Castilla en el año 1177. A continuación, la Mezquita fue cristianizada como era habitual hasta que se pudieran acometer las obras de un templo ex-novo de tipología cristiana. Se estudia que esto debió suceder entre diez o veinte años después. En 1208 se había consagrado el Altar Mayor por lo que la cabecera debió estar construida completamente para esa fecha.

Interior de La Catedral de Cuenca

Interior de La Catedral de Cuenca

El caso es que se trata de un edificio que, salvo peculiaridades y simplificaciones, se puede incluir en la categoría de Primer Gótico francés, es decir, perteneciente a esa corriente del siglo XII previa al gótico clásico y que tiene sus mejores exponentes en catedrales francesas como Laon, Soissons y París. En el momento de comenzarse a construir la catedral, el estilo imperante en los reinos cristianos era todavía el románico, por lo que no nos debe extrañar que fueran los extranjeros de la corte del rey Alfonso VIII quienes introdujeran los aires góticos en nuestra catedral, ya que este era el nuevo orden imperante en la Europa allende los Pirineos.

Exterior de La Catedral

Exterior de La Catedral

La Catedral fue consagrada por San Julián, segundo obispo de Cuenca, en el año 1196 cuando la misma todavía se encontraba en sus inicios. La Catedral fue comenzada por canteros galos entre los años 1182 y 1189 (siglo XII) continuando las obras durante todo el siglo XIII. La Catedral con toda seguridad se construyó sobre la antigua mezquita árabe de la ciudad.

Plaza Mayor, junto a La Catedral de Cuenca

Plaza Mayor, junto a La Catedral de Cuenca

Se considera como la primera catedral gótica realizada en Castilla, siendo consagrada definitivamente bajo la advocación de Santa María en el año 1208 por el obispo Rodrigo Ximénez de Rada.  No obstante, la construcción de la catedral comienza en los finales del románico, por lo que es natural que en la catedral encontremos resistencias románicas frente a las novedades góticas del momento. La planta inicial de la catedral estaba formada por tres naves; a la altura del crucero se transformaba en cinco naves y continuaba formando cinco ábsides, siguiendo las trazas del románico imperante.

En el siglo XV los cinco ábsides fueron sustituidos por una doble girola para aprovechar el desarrollo de las cinco naves de que disponía la catedral. Su nueva planta quedaría formada por una planta de cruz latina, tres naves, doble girola y un profundo presbiterio. El crucero está cubierto por una gran bóveda central de influencia anglonormanda.

Las capillas de las naves laterales fueron construidas en su mayor parte en el siglo XVI en estilo gótico. Su exterior se renovó casi por completo en el siglo XVI y en el siglo XVII se construyó la capilla del Sagrario. Durante el siglo XVIII se reformó tanto la fachada como las torres, dándole al edificio un aspecto barroco. Esta reforma afectó a la fachada principal que había sido mandada construir por el rey Fernando III y que disponía de dos torres góticas gemelas. Las torres de la fachada junto con otras dos torres que tenía la catedral desaparecieron durante un incendio, lo que dio motivo a nueva reforma, que fue llevada en el año 1720 por Juan Pérez y nuevamente reconstruida en 1723 bajo la dirección de Luis de Arteaga.

Ya en el siglo XX y como consecuencia de los daños sufridos por la fachada, al hundirse la torre de las campanas en 1902 por la caída de un rayo, se procedió a su reconstrucción en el año 1910, en lo que es su aspecto actual, una fachada de estilo neogótico obra de Vicente Lampérez. Su aspecto actual confirma que la misma quedó sin terminar.  En la parte más alta encontramos una imagen de San Julián que curiosamente es la única imagen que existe en toda la fachada.

Con la historia de La Catedral, junto a ella, se encuentra un restaurante especializado en carnes a la brasa y platos de primera calidad como es el restaurante Abrasador El Secreto de La Catedral que tiene una ubicación privilegiada con una terraza que mira hacia la Catedral de Cuenca.

RESERVAS

 

Platos típicos de Cuenca

La ciudad de Cuenca siempre ha sido conocida por sus casas colgantes, su riqueza en edificios históricos y su buena gastronomía. Los platos típicos de la cocina de Cuenca son muchos, pero hay algunos que debes de probar si eres de Cuenca o vienes a visitarlo por primera vez.  Cabe destacar que los fogones conquenses siempre se han basado en antiguas recetas que han pasado de generación en generación conservando los aromas y sabores de antaño. A continuación, mencionamos los platos más destacados que no te puedes perder al visitar Cuenca.

Morteruelo

Morteruelo

Morteruelo, a la derecha la imagen

Sin duda uno de los más conocidos y valorados en Cuenca con mucha tradición. Se trata de una pasta hecha principalmente con hígado de cerdo, especias y pan rallado, a la cual se suelen añadir otros ingredientes cárnicos, como pollo, conejo o lomo de cerdo, así como volatería o cualquier carne derivada de la caza menor.

Zarajos

Zarajos, a la izquierda de la imagen

Zarajos, a la izquierda de la imagen

Se basa en los intestinos de cordero lechal, que, tras ser marinados, son enrollados en un sarmiento para, seguidamente, ser fritos en aceite de oliva, aunque también se pueden asar en el horno o hacer a la plancha.

Migas con huevo

Migas con huevo

Migas con huevo

Las migas con huevo constituyen un plato muy popular y apreciado en la gastronomía conquense, cuyos ingredientes básicos son el pan seco, huevos, ajos, aceite de oliva, sal y agua.

Ajoarriero

Ajoarriero

Ajoarriero

El ajoarriero es una pasta o paté elaborado con bacalao, patatas, ajo, pan rallado y aceite. Se le puede añadir, de manera opcional, huevo cocido y perejil para adornar. Es un plato típico de regiones frías, como se puede comprobar en sus ingredientes, nada complicados de adquirir en estas zonas. Es común degustarlo en invierno, pero se puede comer gustosamente en cualquier época del año, sobre todo a modo de aperitivo o primer plato.

Resolí

Resolí

Resolí

Toda comida en Cuenca debe acabar con este licor de origen musulmán que originalmente sólo se consumía en Semana Santa pero que ahora se encuentra durante todo el año. A base de crema de café, coñac y anís. Aseguran que tiene virtudes digestivas, es por ello por lo que sea la mejor opción para poner fin a una verdadera comida o cena representativa de la gastronomía de Cuenca.

En definitiva, comer en Cuenca y sus alrededores es una experiencia sensacional y única. Inmejorable opción para degustar la mejor gastronomía de Cuenca es visitar el restaurante Abrasador El Secreto de La Catedral, tanto por su calidad en el servicio como por su perfecta ubicación frente a la preciosa Catedral de Cuenca.

Terraza Abrasador El Secreto de la Catedral

RESERVAS

Conoce los pueblos más bonitos de Cuenca

Rutas para visitar algunos de los pueblos más bonitos de la provincia de Cuenca

Castilla-La Mancha siempre ha sido tierra de un rico patrimonio histórico, artístico y cultural por su variedad en los monumentos históricos y sus múltiples tesoros en sus valles y en su legado con la historia. Cuenca aglutina notables pueblos con encanto en el que haremos un buen recorrido por los municipios más destacados por sus valles, molinos de vientos y castillos.

Además de Cuenca y sus famosas casas colgadas, la provincia ofrece un amplio abanico de postales y pueblos donde el binomio historia-tradición se funden para crear una combinación de imágenes y sensaciones únicas que pondrán un punto de inflexión en la visita a esta preciosa provincia.

Alarcón, una villa medieval

Alarcón, una de las joyas de la provincia de Cuenca

Alarcón, una de las joyas de la provincia de Cuenca

Sin duda uno de los grandes reclamos turísticos cuando se visita Cuenca por su belleza en el entorno natural y su conjunto monumental de gran calidad. Con una ubicación en el sur de la provincia conquense, pertenece a la comarca de la Manchuela. Este municipio rodeado por el Júcar es uno de los destinos ideales para darse un baño en sus piscinas naturales. En lo más alto del municipio se encuentra el castillo, construcción del siglo XVI con recinto amurallado que ha sabido conservarse en perfecto estado a lo largo de los siglos. En la actualidad se ha convertido en un Parador Nacional.

San Clemente, una mirada al Renacimiento

Plaza principal de San Clemente

Plaza principal de San Clemente

Esta localidad recoge varios edificios de carácter renacentista difícil de encontrar en otros lugares de la región. Este hecho resulta que San Clemente se haya convertido en un reclamo turístico por sus construcciones de corte renacentista en el casco histórico de San Clemente, hasta el punto de haber sido declarado Conjunto Histórico-Artístico. El mayor tesoro arquitectónico del pueblo es el edificio del Ayuntamiento, magnífica muestra del estilo renacentista.

Mota del Cuervo, el tesoro manchego

Los molinos de viento, un icono de Castilla-La Mancha

Los molinos de viento, un icono de Castilla-La Mancha

Esta localidad puede presumir de atesorar hasta 7 molinos de viento, motivo único para visitarlo y contemplar los paisajes manchegos más bonitos de la comunidad. Las visitas privilegiadas de lo más alto del municipio reciben el nombre del “Balcón de la Mancha.  Se encuentra a casi 110 kilómetros de la capital, al sur de la provincia.

Priego

Vista panorámica de Priego

Vista panorámica de Priego

Priego atesora numerosos estilos arquitectónicos en su localidad y presenta una riqueza arquitectónica enviable. Destacan Palacio de los Condes de estilo renacentista, el Torreón de Despeñaperros y la iglesia gótica de San Nicolás de Bari, además de alguna más macabras como la Casa de la Inquisición.

Buendía, la ruta de las caras

La ruta de las caras

La ruta de las caras

Son muchos los motivos para visitar Buendía desde su Plaza Mayor, su museo del carro o darte un chapuzón en su pantano. Pero si hay algo que le ha dado fama en los últimos años es por su curiosa ruta de caras talladas en las piedras, que discurren junto a las cercanías del pantano de Buendía.

Con las visitas a los diferentes pueblos con encanto de Cuenca, es interesante hacer un alto en el camino para reponer fuerzas y comer o tapear en el restaurante Abrasador Finca Embid, un lugar ideal también para descansar ya que este asador con especialidad en carne a la parrilla se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente.

Salón de restaurante Abrasador Finca Embid

Salón de Abrasador Finca Embid

RESERVAS

 

 

 

Descubre las piscinas naturales de Cuenca

Con la llegada del verano es habitual refrescarse con un buen baño en la playa o en la piscina. Sin embargo, las provincias que no son costeras como Cuenca disponen de otros medios para refrescarse ya sea en piscinas naturales, ríos o pozas. De hecho, en la provincia de Cuenca se encuentran numerosas piscinas naturales de gran belleza donde poder refrescarse y además disfrutar de un gran día en familia o amigos para comer o merendar.

El denominador común de estas piscinas naturales y ríos de la provincia de Cuenca son su gran riqueza natural y aguas cristalinas. Son lugares en que te puedes bañar de forma relajada y que no tienen el hándicap del oleaje y además atesoran una temperatura del agua fresca. A continuación, destacamos las piscinas naturales, ríos y embalses más destacados de Cuenca.

Las Chorreras del río Cabriel, o de Enguídanos

A menos de 100 menos de 100 kilómetros de Cuenca se ubica el pueblo de Enguídanos. Esta localidad tiene la suerte de contar con las Chorreras del río Cabriel o de Enguídanos, una espectacular sucesión de hoces, pozas, cascadas, rápidos y aguas tranquilas ideales para el baño.

Las Chorreras del río Cabriel, o de Enguídanos
Las Chorreras del río Cabriel, o de Enguídanos

Dispone de un aparcamiento habilitado, aunque deberás madrugar para aparcar ya que está muy solicitado en la época de verano. Es interesante también la ruta de senderismo hasta las principales piscinas naturales de Cabriel.

Río Cuervo

Este río que discurre por el municipio de Santa María del Val se caracteriza por su abundante vegetación.  Este río nace y muere en la misma provincia de Cuenca y atesora una gran vegetación a lo largo de sus 45 km de trayecto, regalándonos belleza y zonas de perfectas para refrescarse en verano.

Nacimiento del río Cuervo

Aunque la zona más visitada sea el nacimiento del río Cuervo y sus bellísimos saltos de agua, existen otras zonas destacables y con elementos de gran relevancia y belleza, como el Rincón del Cuervo.

Pozas de Palomera

Pozas de Palomera

Las pozas de Palomera las forma el río Huécar y sirven de sitio de refresco y disfrute a las gentes de Palomera, a solo 3 km del pueblo. Un auténtico paraíso de aguas increíblemente cristalinas, hasta el cual no sólo es aconsejable acercarse durante la época estival para disfrutar de un agradable baño, sino también en primavera, ya que es cuando el río lleva más agua.

Playa” de Cañamares

Cañamares es un pueblo conquense de gran belleza, que se encuentra situado en el límite natural entre la Alcarria y la Sierra de Cuenca. Aquí es donde se encuentra la playa de Cañamares, en una localidad que puede presumir de poseer unos paisajes realmente increíbles y una tranquilidad que invita al viajero al descanso.

Playa” de Cañamares

Uno de los encantos más famosos es el río Escabas que lo atraviesa completamente y que está enmarcado por las hoces de Fuertescusa y Priego. El líquido elemento ha creado un remanso de agua a la altura de Cañamares creando una fabulosa playa de interior apta para toda la familia

Laguna del Tobar

Laguna del Tobar

En plena Serranía Alta de Cuenca, nos encontramos con la laguna de El Tobar, un espacio inmenso en el que disfrutar con los cinco sentidos de la naturaleza en toda su expresión. Agua, flora y fauna se dan la mano en un paisaje que bien podría inspirar el contenido de un cuadro o la imagen de una fotografía para el recuerdo. Una zona de baño situada en la sierra de Cuenca, en la que la paz y la tranquilidad son las grandes anfitrionas.

Área Recreativa El Chantre

El Área Recreativa de El Chantre es una zona de baño muy frecuentada también por los habitantes de la capital provincial, la ciudad de Cuenca, lo cual no es de extrañar si tenemos en cuenta la belleza del lugar. Se trata de un tramo del río Júcar en el que encontramos diversos puntos ideales para el baño, y que se sitúa en una amplia explanada, convertida en área recreativa. Además, se ha dotado la zona de escaleras de piscina para facilitar el baño.

El embalse de Buendía

Embalse de Buendía

Se encuentra entre las provincias de Cuenca y Guadalajara. También conocido como “Mares de Castilla”, es una de las zonas más bellas de cuenca para disfrutar de un baño este verano. Además de bañarnos en sus tranquilas y limpias aguas, podrás disfrutar de actividades acuáticas e incluso pescar debido a su abundante cantidad de peces. Sus alrededores nos invitan a dar agradables paseos y disfrutar del embalse de Buendía desde numerosos puntos interesantes, como la conocida Ruta de las Caras.

Cortados de Villalba

Cortados Villalba

Son los conocidos como Cortados de Villalba, situados frente a otro paraje muy conocido, el Ventano del Diablo, un mirador natural desde el que se puede disfrutar de unas magníficas vistas de la comarca. Se trata de un cañón por el que corren las cristalinas aguas del río Júcar entre altas paredes rocosas y verticales, formando rápidos y saltos y creando un maravilloso y bucólico escenario.

Entre todos estas piscinas naturales y ríos refrescantes encontramos un restaurante magnífico donde comer, Restaurante Abrasador Finca Embid, especialista en carne a la brasa y cocina local. Además, este restaurante se encuentra dentro de un camping donde hospedarse para hacer rutas en las piscinas naturales y visitarlas todas durante varios días.

Restaurante de carnes a la brasa al lado de la Catedral de Cuenca

Se trata de El Secreto de la Catedral, en Cuenca, un restaurante de larga trayectoria en la ciudad, regentado por las Hermanas Azucena y Luisa López, que se ha asociado recientemente a la marca Abrasador. De esta manera, incorpora a su oferta gastronómica la carne a la brasa de ternera añoja y cerdo ibérico de crianza propia, ofreciendo una cocina de vanguardia y brasa de lunes a domingo.

El Secreto de la Catedral, ubicado al lado de la Catedral de Cuenca, es propiedad de las hermanas López y han vuelto a actualizarse y sorprender con esta nueva propuesta, abriendo nuevas experiencias gastronómicas en pleno corazón cultural de la ciudad. Julio Ramírez, socio fundador de Abrasador, explicó durante el acto de inauguración de este nuevo asociado a  Abrasador en la ciudad, lo que significa esta unión: “Se trata de un restaurante especializado en carnes a la parrilla, al que hemos unido sus platos típicos locales con recetas de carnes a la brasa de crianza propia”.

Parrillada de carne Abrasador

Por su parte, las hermanas López también explicaron a los asistentes de la inauguración lo que significa para ellas: “por fin contamos con la nueva carta, sin olvidarnos de la plataforma digital del grupo, tan importante en esta época de Covid-19, un espacio renovado, y, sobre todo, con muchas ganas de seguir trabajando y dando el mejor servicio posible para disfrutar de los nuevos platos, en un entorno inmejorable”, apostillaban Almudena y Luisa López, socias y propietarias del establecimiento.

Ensalada Abrasador

Esta actualización del negocio supone para los conquenses recetas saludables y de calidad, de la mano de la chef Luisa López, miembro de la Asociación Europea de Cocineros, Eurotoques y jefa de cocina de este restaurante.

Como cualquier restaurante que se quiere asociar a la marca Abrasador, durante algo más de seis meses fueron clientes de carne, para pasar luego a conocer recetas y platos de la carta, así como el saber hacer en brasa propio de Abrasador. Una vez las dos partes se conocen, deciden avanzar y asociarse, tal y como sucedió con El Secreto de la Catedral.

Previo a la inauguración, tanto Carlos Torres (chef asesor de la marca), como Julio Ramírez (socio fundador de Abrasador), estuvieron ofreciendo asesoramiento en cocina, sala y gestión.

Carlos Torres Chef asesorando
Carlos Torres, chef asesor de Abrasador durante la formación

Durante la inauguración, Carlos Torres, chef asesor de nuestro grupo, explicó y realizó las recetas y platos más innovadores de la carta Abrasador para que los asistentes conocieran la nueva oferta gastronómica que ofrecerá Restaurane Abrasador El Secreto de la Catedral.

Acto de presentación de la nueva asociación de El Secreto de la Catedral a Abrasador
Acto de presentación de la nueva asociación de El Secreto de la Catedral a Abrasador

Con este restaurante en la ciudad, ya son dos restaurantes en Cuenca y 13 en Castilla-La Mancha. Con esta nueva incorporación de El Secreto de la Catedral a la cadena Abrasador supone el 39 restaurante en España, siendo un referente en carne a la brasa tanto de ternera añoja como cerdo ibérico con un control exhaustivo de todo el proceso.

Si quieres conocer más sobre este restaurante Abrasador en Cuenca, haz clic en más información…

Mejores rutas de senderismo en Cuenca

El senderismo se ha convertido en una actividad deportiva muy saludable y cada vez con más arraigo entre la población. En la ciudad conquense, concretamente, por su enorme medio ambiente, sumado a que atesora el título como ciudad de Patrimonio de la Humanidad por si riqueza monumental, se ha convertido en una localización con mucha variedad.

Su casco histórico en plena serranía de Cuenca, las Casas Colgadas, ríos como el Huécar y Júcar, y calles empedradas son unos ingredientes exquisitos para todo senderista que quiera huir del estrés. A continuación detallamos algunas de las rutas más bonitas de la ciudad conquense.

Ruta de Cuenca Hoz del Júcar y San Julián el Tranquilo Sendero

Esta ruta, con 8 kilómetros de recorrido, arranca en la denominada Área del Recreo del Peral. hubiera sitio, un poco más adelante en la llamada zona de la explanada de la playa, junto al río hay un parking más grande. Cruzamos por un puente el río Júcar, para caminar por su margen izquierda. Vemos un panel informativo de las sendas que podemos realizar. Comenzamos a subir por una zona urbana, pasando por el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias.

Un poco más adelante, tenemos un cruce de rutas. A nuestra derecha sube el Sendero local SL CU 10 sube a la parte antigua de la ciudad. A su vez coincide con el GR 66 Sendero de gran recorrido. En la bajada del hacia el río han construido unas escaleras, que ayudan mucho a salvar el desnivel. Estamos en un buen camino, nos acercamos un poco a la orilla del río Júcar. 

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\cascada.jpg
Cascada de las Grajas /Rutasvarias

Llegamos a la zona de la Cascada de las Grajas, donde vemos una escuela de piragüismo. Cruzamos por un pequeño puente a la otra orilla. Al otro lado nos esperan las Cascadas de las Grajas.

Recorremos un pequeño trecho por este paseo peatonal, hasta encontrarnos con el desvío a la Ermita de San Julián el Tranquilo. Cruzamos la carretera por un paso de cebra y comenzamos a subir el pequeño repecho que nos separa de ella. En el camino nos encontraremos con dos bonitos miradores. El primero el de San Mesles y un poco más arriba el de San Julián.

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\1554467395_490946_1554467577_noticia_normal.jpg
Uno de los miradores de la ruta donde se contempla toda la ciudad /Yendoporlavida

Pasamos junto a espectaculares miradores. Vemos al fondo del valle el lugar por donde comenzamos este bello paseo. Ahora toca ir bajando poco a poco hasta llegar al punto donde iniciamos la ruta.

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\11111111.jpg
Una de las imagenes de esta ruta

Ruta de las Hoces de Cuenca

Este sendero local, junto al SL-CU 11 y el GR 66, forma parte de la red de itinerarios de senderismo señalizados en torno al casco histórico de la ciudad de Cuenca. Esta red de senderos se entrelaza en diversos lugares. El SL-CU 10 transcurre junto al casco histórico de la ciudad ubicada en un espolón calcáreo tallado por los ríos Júcar y Huécar. El recorrido se realiza por calles, sendas y caminos.

El punto de partida es desde la Puerta de Valencia por el Paseo del Huécar hacia el Teatro Auditorio de Cuenca. Después cruzamos el puente y comenzamos la subida bajo las casas colgadas. A la altura del puente de San Pablo hicimos un par de obligados desvíos: primero hacia la izquierda para visitar las casas colgadas y después hacia la derecha para ver, tras cruzar el puente sobre el río Huécar, el parador. 

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\casas colgadas.jpg
Casas Colgadas de Cuenca /ViajesporCastillaLaMancha

Tras las pertinentes visitas continuamos el recorrido por un sendero por la ladera de la Hoz del río Huécar por el que llegaremos al barrio del castillo. Desde allí podremos hacer una parada en un mirador desde el que se obtienen unas impresionantes vistas hacia el parador, la hoz del río, las casas colgadas.

La ruta continua hacia la muralla y, cerca del Arco de Bezudo, cruza la calle para comenzar a descender hacia el río Júcar, pasando antes junto a la ermita de Nuestra Señora de las Angustias. A la altura de la ermita, si miramos a la montaña de enfrente, podremos ver «los ojos de la Mora».

C:\Users\Usuario\Desktop\eric\thumb_p5140074.jpg
Arco de Bezudo

Al nivel del río, en la zona de recreo Peral, podemos asomarnos al Júcar desde el puente por el que cruza el otro sendero local (11). Nosotros seguiremos por la orilla por un bonito paseo de madera instalado sobre la pared rocosa sobre las aguas del Júcar. Más adelante llegaremos a la junta de ríos, la confluencia del Huécar y el Júcar, que cruzaremos para remontar junto al Huécar por el parque y la calle Tintes hasta la Puerta de Valencia.

Un punto de encuentro interesante durante las rutas es Restaurante Finca Embid para bien coger fuerzas durante el desayuno e iniciar las diferentes rutas de senderismo que se encuentran en Cuenca y alrededores o bien al término de una de ellas con una comida para reponer fuerzas después de un largo recorrido por la ruta. Este restaurante es especialista en carne de crianza propia de ternera añoja y cerdo ibérico de cebo de campo y está situado dentro de un camping, atesorando un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.

Por esto Cuenca es uno de los destinos favoritos en España

Cuenca  no sólo es la capital de provincia de una de las comunidades más hermosas y especiales de España, Castilla-La Mancha. Es mucho más. Sus nacimiento se remonta al  al Paleolítico Superior, aunque las primeras construcciones que dejaron firme evidencia del paso del ser humano se remontan a la época de la conquista musulmana.

Desde un principio la ciudad conquense se basaba en la economía de la industria textil. En la actualidad, la principal fuente de ingresos radica en su turismo por su belleza y su historia, especialmente desde su declaración por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Cuenca tiene numerosas maravillas para visitar, tanto por los monumentos que atesora como por el paisaje natural que ofrece desde numerosas vistas. Hemos querido resaltar las más significativas y que no puedes dejar de ver cuando vengas a uno de los destinos favoritos para visitar, tanto por los españoles como para los extranjeros.

La Calle Alfonso VIII

Calle emblemática de Alfonso XVII, una de la más coloridas de toda la ciudad.
Foto de CarlosdeViaje

Esta calle es una de los principales atractivos del casco antiguo de Cuenca y el nombre que recibe se debe al rey que conquistó la ciudad en el año 1177. Los musulmanes, por entonces, dueños de la ciudad sucumbieron ante las tropas de Alfonso VIII y así los cristianos ocuparon la ciudad conquense. Esta calle se caracteriza por su colorido. Su amplia gamas de colores en la fachada de los edificios la hacen muy singular a esta calle.

La Torre de Mangana

Vista de la Torre de Mangana. Foto de TCLM
Vista de la Torre de Mangana. Foto de TCLM

En esta misma calle se podrá avistar la Torre de Mangana. “Imponente”. Ese es el adjetivo que más atribuyen los residentes y visitantes a este monumento histórico. Relatan que cuando los musulmanes ocupaban la ciudad, les servía como punto de cobijo y enclave defensivo debido a su situación BÉLICA.

Más tarde, ya alejado el peligro musulmán, se colocó en la torre una campana que servía para avisar la llegada de los enemigos, mover la solidaridad de los vecinos en caso de incendio u otra catástrofe y anunciar los acontecimientos importantes de la ciudad o la muerte de personas ilustres. Un alcázar árabe, vigía de una sinagoga y Iglesia cristiana de Santa Maria. Por todo esto pasó la que conocemos en la actualidad como Torre de Mangana que es la torre del reloj.

La Plaza Mayor y la Catedral de Cuenca

Foto de la plaza Mayor, en pleno casco urbano de Cuenca.
Fuente: Expedia.es

La plaza Mayor y la Catedral de Cuenca es uno de los emblemas de la ciudad, junto con las Casas Colgadas. Esta era la antigua Plaza de Santa María, debido a su antiguo nombre y al comercio que se ofrecía en aquella época en el que se celebraba un mercado semanal de venta de capachos, esteras, serones y los pescados provenientes de los ríos de la ciudad, principalmente el Júcar (en la época de los romanos se conocía como río Sucro).
También fue conocida como plaza del Rollo o de la Picota, pues en ella tenían lugar los castigos públicos. La Plaza Mayor fue el escenario de subastas, procesiones o corridas de toros.

La Catedral de Cuenca, uno de los monumentos más relevantes de la ciudad en plena Plaza Mayor.
Fuente de foto: Wikipedia

La Catedral fue el primer edificio que se construyó en Cuenca tras la reconquista, en el que se mostró todo el esplendor del poder eclesiástico. Tuvo varias fases en su edificación, reformas, ampliaciones y variaciones que salpican su estilo, claramente gótico normando, con algunas reminiscencias románicas y aportaciones posteriores como el plateresco, cisterciense o barroco. La fachada se derrumbó por lo que la actual es del siglo XX.

Casas Colgadas

Las Casas Colgadas es el principal atractivo de la ciudad por su
excepcionalidad artítica y paisajística

Otra vista panorámica de las Casas Colgadas en pleno hoz del río Huécar.
Fuente: Wikipedia y Miviaje

Las Casas Colgadas es decir Cuenca. Su gran baluarte. En plena Hoz del Río Huécar, encima de la carretera que lleva al pueblo de Palomera y justo al otro lado del Parador de Turismo, como si de un cuento de hadas se tratara, se encuentran las Casas Colgadas. Su arquitectura es gótica, y responde a los estándares típicos y populares de otras construcciones conquenses.  Es un auténtico símbolo de la villa de Cuenca. Las Casas Colgadas no dejan indiferente a nadie. En el año 2016 fueron declaradas Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, título más que merecido. Toca conocer un poco más sobre este icono conquense. Del conjunto de estas casas sólo tres son visitables: la casa de la Sirena, que aloja un mesón donde degustar la tradición, y las Casas del Rey, que permiten observar elementos originales de construcción en su interior, como la viguería de madera y que albergan, para deleite de todos, «el más bello pequeño museo del mundo”: el Museo de Arte Abstracto Español.

¿Dónde comer?

El restaurante Finca Embid es un restaurante asador que se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente. Cuenta con un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.
Destaca por su especialidades en cocina local y carnes a la brasa. Su enclave en plena naturaleza y muy cerca de la capital conquense, le hace tener un carácter especial donde disfrutar de la buena gastronomía.


Entrada del restaurante Finca y Embid

Este restaurante asador se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente. Cuenta con un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.
Destaca por su especialidades en cocina local y carnes a la brasa. Su enclave en plena naturaleza y muy cerca de la capital conquense, le hace tener un carácter especial donde disfrutar de la buena gastronomía.



Costillar sabroso de Finca y Embid