Que Ver en Ciudad Real

El restaurante Abrasador El Mirador de La Mancha no es un restaurante cualquiera. Se diferencia de los restaurante cotidianos del entorno que le rodea, tanto por su privilegiada ubicación llena de naturaleza como por las diferentes actividades que ofrece este entorno del restaurante donde poder disfrutar de un complejo rural, entre otras alternativas. Desde el restaurante Abrasador El Mirador de La Mancha mencionaremos algunas de las más destacadas.

La primera y gran opción es el complejo rural que se encuentra en pleno corazón de la mancha, misma ubicación que el restaurante especializado en carne a la parrilla, como es el alojamiento rural El Mirador de La Mancha. Perfectos alojamientos de madera como cabañas o suite, entre otras, para disfrutar de unos días o fin de semana perfecto junto tus seres queridos. Ideal para vivir una experiencia única.

Tablas de Daimiel

Tablas de Daimiel

Por si fuera poco, muy cerca, se puede disfrutar de las Lagunas de Ruidera donde pues practicar con actividades como el Kayak o bien disfrutar de la fauna y flora que atesora este lago. En este sentido se encuentra las Tablas de Daimiel, un humedal con mucha historia y tradición, ya que fue declarado Parque Nacional, Reserva de la Biosfera e incluido dentro del Convenio Ramsar.

Lagunas de Ruidera

Lagunas de Ruidera

Así mismo, en este provincia, también se encuentra el Parque Nacional de Cabañeros, en la que puedes contemplar la gran diversidad de especies faunísticas y botánicas unido a su peculiar geología, hacen de este espacio natural una joya de gran valor natural, siendo el paraje natural representante del monte mediterráneo, dentro de la red de parques nacionales.

Parque Cabañeros

Parque Cabañeros

Pero si en algo se diferencia Castilla-La Mancha y es icono de esta comunidad son los molinos de viento y muy cerca del restaurante se puede ver los molinos de viento con más tradición e historia de Ciudad Real como son los molinos de viento de Campo de Criptana. A tan sólo 64 kilómetros del restaurante de carne a la parrilla espléndido conjunto del patrimonio industrial se encuentra este espacio de Bien de Interés Cultural.

Molinos de Campo de Criptana

Además, es muy interesante la visita a la ciudad de Almagro, uno de los pueblos más bonitos de la comunidad autónoma por su tradición e historia particular como El Corral de Comedias de Almagro está situado en la Plaza Mayor de esta ciudad manchega. Declarado Monumento Nacional el 4 de marzo de 1955, mantiene la estructura original de los Corrales de comedias del siglo XVII, probablemente por la continuidad de su uso como mesón.

Corral de Comedias

Corral de Comedias

Las visitas a estos tesoros de la comunidad manchega se puede poner el colofón con la visita al restaurante Abrasador El Mirador de La Mancha que tiene especialidades en ternera añoja y cerdo ibérico de cebo de campo a la parrilla, entre otras especialidades y así disfrutar de una experiencia única en el paso por Ciudad Real.

Salón de eventos abrasador mirador de la mancha

Salón de eventos decorado

RESERVAS

El mejor Restaurante de Almagro

Comedor restaurante Abrasador Almagro

Entrevista a Placido Nuñez. Casos de éxito del grupo de restaurantes abrasador

 

Quería un restaurante especializado, me gustó la idea de carnes a la brasa de crianza propia, aposté por ello y, 20 años después, aquí sigo junto al Grupo Abrasador»

Placido Nuñez Prieto

Plácido Núñez, propietario del Restaurante Abrasador Almagro, vio la oportunidad de montar su propio establecimiento hostelero hace ya 20 años. Natural de Almagro (Ciudad Real), este empresario ha dedicado prácticamente toda su vida profesional al sector de la hostelería, trabajando en numerosos bares y restaurantes de muy distintos puntos de la geografía española.

Fue en el año 2000 cuando Núñez decidió probar suerte poniendo en marcha su propio restaurante. Desde el primer momento este empresario tenía claro que su restaurante debía ser diferente; esa idea fue la que le llevó a conocer a la familia Ramírez y,  posteriormente, embarcarse junto al Grupo Abrasador “en esta gran aventura”, tal y como él mismo manifiesta. 

Equipo de Almagro
Equipo Abrasador de Almagro

Plácido, hablemos del Restaurante Abrasador Almagro. ¿Qué características tiene este establecimiento, que a su vez es un caso de éxito del Grupo Abrasador?

Mi restaurante está situado en el centro histórico del Almagro junto al Teatro Municipal y al museo de Arte Contemporáneo, en una casona típica de finales del siglo XIX, que yo he decorado personalmente, dándole prioridad al arte, al teatro, a la luz y a las plantas.

Ofrecemos nuestra rica gastronomía manchega con productos de denominación de origen, pero poniendo el acento en nuestras carnes de crianza propia del Grupo Abrasador. 

Nuestra ventaja es que Almagro es un pueblo que cuenta con la declaración de Conjunto Histórico Artístico y recibe muchísimos turistas. Su patrimonio es un reclamo irresistible para el turista que quiere finalizar una buena visita con una comida gratificante… Y ahí entramos nosotros, con una gastronomía de calidad, productos locales y de temporada, y la especialidad de la carne a la brasa, junto con la experiencia de más de 20 años atendiendo a un público exigente.

Plaza de Almagro
Plaza Mayor de Almagro

¿Qué le diferencia del resto de restaurantes?

Restaurante Abrasador nace con el propósito de ofrecer una cuidada cocina tradicional  pero a su vez diferente, con ciertos toques de vanguardia y originalidad. Además, mi restaurante está recomendado por la Guía Micheliín, un reconocimiento que hemos ganado con mucho trabajo e ilusión. También nos recomienda Tripadvisor (actualmente estamos posicionados como el primer restaurante de Almagro gracias a las buenas opiniones de nuestros clientes), y la popular guía francesa Trotamundos también nos recomienda.

Imagen de la red
Captura de imagen de Tripadvisor

¿Cuántos años llevas asociado a la marca ABRASADOR?

Trabajamos con el Grupo Abrasador desde hace más de 20 años y nuestra experiencia es muy positiva. Hemos crecido juntos, desde que empezamos a trabajar con ellos en el año 2000, hemos compartido experiencias con grandes profesionales, que apuestan por este tipo de negocio y eso es señal de que algo estamos haciendo bien. 

¿Cuáles crees que son las claves de éxito de tu Restaurante?

¿La clave del éxito? Nuestra oferta de carnes a la brasa, con el valor añadido de que son de crianza propia, yo creo que ha sido nuestra garantía para alcanzar el éxito. Pero si a esto le unimos la profesionalización del sector, a través de la formación que ofrece el Grupo, más la constancia y el buen hacer… En este tipo de negocio hay que luchar y trabajar mucho. Pero el éxito va unido, sin duda, a un equipo humano muy profesional y motivado, que cree en la calidad que ofrece, y que da un servicio a la altura de las expectativas del cliente que entra a nuestro Abrasador en Almagro.

Chuleton a la brasa
Chuletón de Ternera Añoja Abrasador

¿Qué valores resaltarías de este Grupo de Restaurantes?

Grupo Abrasador es una cadena que cuenta con grandes profesionales, que creen en lo que hacen y apuestan por ello, eso les hace diferentes, además de su constancia en el trabajo y su dedicación. La pasión y el orgullo por el negocio familiar es su marca personal.

Foto de grupo restaurantes Abrasdor
Jornadas de Formación Abrasador

¿En qué puesto estás posicionado en tu ciudad?

Por un lado, Abrasador Almagro está posicionado por Tripadvisor como el restaurante número 1 de los 37 que hay en Almagro. Por otro lado, en Google contamos con una puntación de 4.4 sobre 5.

Para mí estas puntuaciones son importantísimas, debemos aprovechar todas las herramientas que existen. En mi caso, muchas personas reservan en mi restaurante gracias a estas recomendaciones.

Equipo de Restaurante Abrasador Almagro
Fachada y Equipo del Restaurante

¿Es importante para un restaurante su reputación online y su digitalización? ¿Por qué?

Por supuesto, hay que tener en cuenta que las personas que vienen a Almagro son principalmente turistas, que a su vez utilizan estas herramientas a la hora de decantarse por un restaurante u otro, por lo tanto para nosotros la reputación es fundamental. 

Quizá, si mi negocio estuviera situado en un municipio o un barrio con clientela fija, no tendría tanto en cuenta esto…, pero es cierto que ahora mismo si no estás al día en nuevas tecnologías, no existes.

Restaurante Tapas Abrasador Almagro
Zona de Tapas Abrasador Almagro

¿Crees que en el mundo de la restauración hace falta un poco más de formación/ profesionalización del sector? ¿Por qué?

Claro que sí, los clientes cada vez son más exigentes. Las cosas no son como antes, al contrario, el concepto de restauración ha cambiado muchísimo. Yo recuerdo que antes las personas que salían a comer exigían mucha cantidad. Luego eso cambió y lo importante ya no era solo la cantidad, sino también el precio. Más tarde, lo que se tenía en cuenta principalmente era la calidad y el precio, pero un poco más la calidad. A día de hoy y desde hace un tiempo, los comensales buscan buena calidad y buen servicio, el precio ha pasado a un segundo plano; siempre y cuando se coma bien, el precio es lo que menos se mira.

Teniendo en cuenta todos estos factores observamos que las personas demandan un buen servicio y, para ello, se necesita formación, pues las exigencias son mayores cada día.  Desde Abrasador Almagro apostamos por la formación, tenemos que estar al día en todas las novedades para ofrecer la mejor atención posible a nuestros clientes.

Entrega del Certificado de Asistencia a las Jornadas de Formación Abrasador
Asistencia a la Formación

Para nosotros ser el número uno en Tripadvisor, gracias a la puntuación de nuestros clientes, y contar con un 4.4 en Google es un logro al que hemos llegado gracias al trabajo de nuestro equipo de cocineras, camareras y camareros, y a una esmerada atención al cliente que comienza en las plataformas digitales, generando contenidos e informando de nuestra oferta gastronómica. Todo esto se materializa posteriormente en nuestro restaurante con una atención excelente, sin olvidar que el proceso continúa cuando el cliente se ha ido y comparte su opinión en las redes sociales. 

En homenaje a Placido Nuñez que ha fallecido en enero de 2021, ya que él era un fiel defensor de Almagro y de Abrasador, pondremos algún plato en su honor en toda la cadena. 

Desde la Central y con la ayuda de amigos de Almagro y Ciudad Real y de todo el Grupo de restaurantes Abrasador, estamos gestionando junto a Sandro, su hijo, Francis, su mujer y Olga su hija, para ver si alguien se anima a coger el timón de Abrasador Almagro. En cuanto esté en marcha os avisamos. Disculpen las Molestias. 

Historia de la Plaza de Almagro

 

La ciudad de Almagro siempre tiene varios atractivos conocidos para su visita. El Corral de las Comedias, por su historia y exclusividad en España (único en su género en todo el mundo, declarado Monumento en 1955), junto a la Plaza Mayor de Almagro son dos de sus principales argumentos para hacer una detenida visita en la localidad manchega. 

El Corral de Comedias, único en España

La Plaza Mayor de Almagro es para la localidad el punto de encuentro desde su edificación tanto por su puntos comerciales como históricos. Este conclave se constituye como el centro administrativo, comercial y social de la ciudad. Los edificios que la forman tienen en la actualidad uso doméstico y comercial. Además, se encuentra ubicada en el centro del casco antiguo y se desconoce la configuración inicial de la plaza ya que el espacio fue profundamente remodelado en el siglo XVI y posteriormente, en el siglo XIX.

Vista de la principal plaza de Almagro, la Plaza Mayor

Arquitectura

En un primer momento, los corredores superiores eran de carácter público, pero en la segunda mitad del siglo XIX se procedió a su privatización y acristalamiento. Se configura como un espacio público alargado y homogéneo, delimitado por soportales comerciales en planta baja y dos niveles de galerías acristaladas formadas por una estructura de pies derechos y zapatas de madera, con carpinterías de madera en color verde. 

Imagen cedida por arquitectura popular

En planta es un espacio rectangular ligeramente irregular de ciento cinco metros de largo y treinta y siete de anchura, la estructura adintelada de los soportales se compone de ochenta y una columnas toscanas de piedra caliza.

Su tipología coincide con la típica de la plaza manchega en una segunda fase de evolución. Mientras que la primera fase sería la de plazas con galerías abiertas, balaustres y pies derechos de madera, la segunda fase será de galerías cerradas a modo de palcos acristalados y la tercera consistirá en el tabicado de las galerías con fábrica, pero manteniendo el entramado estructural de madera. 

Imagen cedida por arquitectura popular

La parte oeste de la plaza se encuentran de edificios de propiedad privada que continúan el lado mayor sur de la plaza y se puede asimilar al tercer grado de evolución en la tipología de las plazas manchegas: galerías tabicadas con fábrica pero manteniendo el entramado estructural de madera, aquí oculto en ocasiones tras el revoco. Una vez terminado este tramo, los edificios pierden el soportal, tal y como puede observarse al fondo de la fotografía de la derecha. 

Tiene una singularidad especial debido en parte a la proporción excesivamente alargada de su planta, y a la perfecta regularidad de las fachadas de sus lados mayores, sólo interrumpida por la Casa del Señorío de Molina.

Dentro de su uniformidad, la plaza cuenta con elementos singulares: edificios, accesos y zonas de transición son los más destacados. Como edificio singular, pero adaptado al resto del conjunto, se encuentra la Casa del Señorío de Molina, situada en el lado sur de la Plaza Mayor junto al Corral de Comedias, rompe el ritmo regular de soportales y galerías acristaladas

Construcción y transformación

La plaza medieval sufrió una notable transformación a lo largo del siglo XVI, coincidiendo con la llegada a Almagro de los Fúcar, banqueros súbditos del emperador Carlos V. 

Se levantaron nuevos edificios en la plaza y se debe a ellos la influencia de las galerías acristaladas, que ennoblecen y dan un aspecto singular a los dos lados mayores de esta Plaza Mayor de Almagro, denominación con la que tradicionalmente se le ha conocido, aunque en distintos momentos haya recibido otros nombre como de la Constitución, de la República, Real o de España, tras la última Guerra Civil. 

En la década de 1960 se comenzó su restauración que concluyó en 1967, tal como figura en una placa colocada en el edificio del Ayuntamiento. La obra, dirigida por el arquitecto Francisco Pons-Sorolla, devolvió al singular conjunto la nobleza y el esplendor del siglo XVI.

La Plaza Mayor en sus inicios

De planta rectangular irregular, uno de sus lados mayores se abre en la parte correspondiente al Palacio Maestral, y según planos antiguos tiene 125 varas de longitud por 44 de anchura, es decir, 104,5 por 37 metros, aproximadamente.

La Plaza Mayor de Almagro ha sido testigo de múltiples espectáculos de procedencia nacional e internacional: ha visto en su cielo estrellado las acrobacias aéreas del Quijote y ha vibrado su empedrado suelo con la palabra eterna de los autores clásicos, con música en vivo, teatro, danza, caballos o magos. Universos artísticos que han impregnado de luz barroca este singular espacio abierto, equilibrado, noble y elegante: el corazón de Almagro.

Como el restaurante Abrasador Almagro, alma del Grupo Abrasador durante más de 20 años, actualmente se encuentra cerrado por fallecimiento del titular, Placido Nuñez (D.E.P), en vuestra visita a Almagro, podréis disfrutar de unas ricas Carnes a la Brasa de crianza propia, en el restaurante Los Arenales, cliente del Grupo Abrasador y ubicado en el Camping Los Arenales a tan solo 900 metros del centro del pueblo. 

Además, se pueden disfrutar de otras especialidades de la casa como arroces y los «duelos y quebrantos».

Almagro, mucho más que una ciudad del teatro

Almagro, localidad situada en el Campo de Calatrava, siempre se ha conocido por ser la ciudad del teatro de corral, ya que es el çunico que atesora el “Corral de Comedias”, manteniéndose intacto y activo desde principios del siglo XVII hasta la actualidad. De hecho, es uno de los emblemas de la ciudad. No obstante, Almagro, también ostenta numerosos edificios históricos que aumentan su belleza cultural como por ejemplo los palacios y casas solariegas. 

Los palacios que alberga Almagro son numerosos pero destacan tres sobre el resto: el palacio Maestral, el palacio de los Marqueses de Torremegías y el palacio de los Condes de Valdeparaíso.

Palacio Maestral

Facha del Palacio Mestral, en la actualidad Museo Nacional de Teatro

Mandado edificar por la Orden de Calatrava en el S. XIII sobre un pequeño castillo árabe en torno al que surge la ciudad. Los Maestres, al instalarse en Almagro unen ambos edificios para obtener un mayor espacio, dando lugar así al Almagro medieval.

Fue la Casa-Madre de una Orden tan poderoso, económica y políticamente hablando, como la de Calatrava. En este lugar se celebraron actos tan relevantes como la convocatoria por parte de Alfonso X de los Maestres de las 3 Órdenes Militares (Calatrava, Santiago y Montesa) para celebrar Ayuntamiento. Y aquí se celebraron los Capítulos Generales de Calatrava. 

Tras la incorporación de las órdenes Militares a la Corona, fue sede del Alcaide y Gobernadores del Campo de Calatrava. Lo más interesante que en la actualidad queda es el patio, de tipo mudéjar. Se compone la planta baja de arcos de herradura con una luz muy grande, sostenidos por columnas circulares y bastante bajas y capiteles decorados. 

La planta superior está formada por una galería con balaustrada. Se ha perdido una de las pandas, que ha sido restaurada recientemente. En estos momentos es la sede del Museo Nacional de Teatro y uno de los lugares donde se celebra el Festival Internacional de Teatro Clásico.

Palacio de los Marqueses de Torremegía

Palacio del Marués de Torremejía, uno de los más importantes de Almagro

Está situado en la plaza de Santo Domingo. Fue construido en el siglo XVI por la familia Oviedo y reformada en el XVII por Gaspar Mexia y Catalina de Oviedo. En la actualidad es la escuela hogar de las Madres Dominicas. 

Su interior lo compone un zaguán de entrada, que da paso a un patio descentrado, cuadrado y rodeado de galerías. El exterior está compuesto por una monumental fachada, cuya portada esta cobijada por un alero roto albergando el escudo de los Torremejía. En cuanto a la decoración de la fachada, está formada por una puerta adintelada, flanqueada por jambas cajeadas.

El dintel se decora con rosetas y florones y se remata con dos cabezas de león. El balcón es posterior, manierista. Los últimos Marqueses murieron sin descendencia, dejando el edificio a las monjas dominicas para que fundaran un pensionado de niñas. Aún sigue funcionando.

Palacio de los Condes de Valdeparaíso

Palacio del Conde de Valdeparaiso, uno de los más ilustres de la ciudad de Almagro por su historia

El título se crea en 1705 y concedido a Juan Francisco Ruiz de Gaona y Portocarrero, caballero de la Orden de Calatrava. El palacio es como los palacios madrileños del S. XVII, barroco, compuesto por un cuerpo central y dos torres a los lados. En su exterior destaca la portada, compuesta por dos cuerpos, el primero formado por la puerta, adintelada, flanqueada por los columnas muy gruesas y un florón, un poco deteriorado, en la parte superior.

El segundo cuerpo corresponde al balcón, también adintelado, a cuyos lados aparecen los escudos, sostenidos por ángeles, a ambos lados dos jarrones.

El interior se abre mediante un zaguán que da acceso al patio de dos plantas, porticado en la inferior. De él parte una escalera que accede a la planta superior. Desde este patio, y mediante un arco de medio punto, se llega a otro secundario, donde estarían ubicadas las zonas menos nobles del palacio y las viviendas de los criados.

Casas Solariegas

Las casas solariegas también reciben gran importancia en Almagro, ya que son numerosas casas en las que el jefe o primer hombre notable que ha dado otro nombre, estados o títulos de honor a una familia o personaje importante en política, armas o fundador.  En Almagro hay varias casas solariegas, no obstante hay dos que resultan más importantes sobre el resto: la Casa del Mayorazgo de los Molina y la Casa de los Rosales.

La Casa del Mayorazo de los Molina

Casa Solariega de Los Molina

Situada en el lado sur de la Plaza Mayor junto al corral de comedias, rompe el ritmo regular de soportales y galerías acristaladas, dos zonas diferenciadas. Su facahda está formada por dos columnas toscanas de piedra de mayor altura que el resto de la plaza, que sustentan canes de madera decorados con talla festoneada y un dintel dórico de madera a modo de entablamento decorado por triglifos y metopas, sobre el que se apoya el nivel superior de fachada con dos huecos que abren a un balcón corrido de forja. 

Su plano interior, tras el pórtico, se retranquea alineándose con el fondo de los soportales de la plaza y consiste en una portada barroca de piedra flanqueada por dobles pilastras almohadilladas que sustentan un frontón partido en el que se aloja el escudo del Arcipreste de la Orden de Calatrava, Diego de Molina, heredero del Mayorazgo de Molina. La carpintería es una doble puerta de madera decorada con clavos de forja.

Casa de los Rosales

Casa Solariega de Los Rosales en Almagro

Edificio renacentista del siglo XVII con una portada barroca de influencias herrerianas realizada en piedra caliza y en la que, tanto la puerta como el balcón que hay sobre ella se enmarcan entre pilastras cajeadas de estilo dórico.  Las pilastras de planta baja están rematadas con rosetas a la altura del dintel, decorado por el despiece de dovelas y con sendas bolas laterales sobre basas cúbicas.

Entre tanta visita a palacios y casas solariegas, en Almagro se encuentra un Restaurante , especialista en carne de crianza propia a la brasa, en el que se puede hacer una parada para comer o cenar y disfrutar de una experiencia gastronómica notable de la cocina manchega para proseguir con la visita a los edificios más importantes de la ciudad.

Fuentes: Arquitecturapopular.es

 

 

Almagro Teatro, Historia y Gastronomía

 

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro que se celebra en esta histórica ciudad manchega desde hace 40 años, se ha convertido con el paso del tiempo en una cita ineludible para los amantes del teatro, ya que se trata de una experiencia cultural única en el mundo.

El descubrimiento en 1954 del Corral de Comedias fue el punto de partida de nuestro Festival. Almagro completaba así su impresionante patrimonio arquitectónico con un edificio emblemático del Barroco, en el que tenían lugar las representaciones teatrales en los siglos XVI y XVII y que es, hoy por hoy, el mejor conservado de todo el Siglo de Oro español. Lugar donde se representaron obras de los célebres Lope de Vega, Tirso de Molina y Mateo Alemán, entre muchos otros.

corral de comedias vacio

Ya saben, en el mes de julio que es cuando se celebra dicho festival hagan un hueco en su agenda para disfrutar del Teatro y de este pueblo tan acogedor de La Mancha. Cada año se reúnen en el mes de julio cerca de 60.000 personas en esta histórica ciudad manchega de Almagro, para asistir a los numerosos espectáculos, eventos y actividades programados.

Cartel de la 41 edición

Cartel de esta 41 edición

 

No quiero irme de Almagro sin destacar su bella Plaza Mayor siempre con un ambiente alegre  y con sus soportales llenos de comercios locales dónde poder comprar algo tan típico y artesanal cómo una mantelería hecha de encaje de bolillo, sillas de mimbre o la famosa berenjena de Almagro.

plaza Almagro  bolillo

La mayor singularidad de esta plaza se centra en sus lados mayores, donde se levanta un armónico conjunto de viviendas que se disponen sobre soportales en dos alturas, sostenidas por ochenta y cinco columnas de piedra de orden toscano, sobre las que descansan las gruesas zapatas y vigas de madera pintadas de almagre. Estas edificaciones de modestos materiales tienen su mayor originalidad en el doble piso de galería acristalada, tratándose de un caso singular de la arquitectura castellana.

soportales

 

Estas galerías estuvieron inicialmente abiertas, eran de carácter público y se utilizaban para presenciar los espectáculos que tenían lugar en la plaza. Posteriormente, fueron cerradas. Sus ventanas balconcillos, al igual que los barrotes torneados, debieron de estar pintados de almagre, pero posteriormente, con motivo de la proclamación del rey Carlos IV en 1788, se pintaron de azul. Sobre las galerías, sencillos canecillos soportan el alero, y en el tejado, cubierto con teja árabe se levantan buhardillas encaladas, blancas chimeneas y algunas veletas de hierro.

Y en esta ciudad Capital histórica del Campo de Calatrava os esperamos en:

Abrasador Almagro para deleitaros con sus deliciosos platos y recetas, y por supuesto con una exquisita carne a la brasa de ternera e ibérico.

 

C/ San Agustín, 18, 13270, Almagro (Ciudad Real). Para reservar pinche aquí o llame al teléfono: 652 33 24 10

abrasador almagro saloncentro de chuleton

 

Fuentes: festivaldealmagro.comalmagromonumental.com