MURCIA Y EL SECRETO DE SUS PUENTES

Murcia en su historia se ha caracterizado por tener sólo un puente para cruzar el río Segura, el puente Viejo o de los Peligros. Éste se construyó a mediados del siglo XVIII y  hasta el siglo XX la ciudad no tuvo la necesidad de que se construyeran  los otros puentes que atesora hasta la fecha, que son cinco.

Cada puente está construido de forma distinta y con materiales muy variados: desde piedra, hormigón o hierro hasta cristal, recientemente. No obstante, el “más querido” por los murcianos es el primero, el puente Viejo dada su dilatada historia y su productividad.

La localidad murciana cuenta hasta con tres pasarelas para cruzar el río Segura en la actualidad. La Manterola, diseñado por el ingeniero Javier Manterola; el puente Nuevo, que ha sido cerrado al tráfico hace y se ha convertido en zona peatonal; y el puente de Calatrava o Vistabella, obra construida por el arquitecto Santiago Calatrava. 

No obstante, también Murcia cuenta con varios viaductos para el tráfico como es el pionero puente Viejo o de Los Peligros, la pasarela Miguel Caballero, el puente del Hospital y el de la Fica. a pasarela Manterola y la de Calatrava se construyeron hace décadas y unen, respectivamente, el barrio del Carmen con el casco urbano y el Infante Juan Manuel con Vistabella.

Puente Viejo o de Los Peligros

Puente Viejo
Puente Viejo o de Los Peligros en Murcia es el primer puente construido en su historia

El puente Viejo  se llama así porque es el más antiguo de Murcia. Este se empezó a construir en 1718 y se terminó en 1742. El nombre de los Peligros se le dió porque en el extremo que enlaza con el barrio del Carmen  se construyó un templete dedicado a la Virgen de los Peligros.  Cuentan que todo aquel que tenía que atravesar el río invocaba su protección por el miedo a las terribles riadas que provocaba el Segura a su paso por Murcia.

Puente de Hierro o Nuevo

Puente de Hierro fue el segundo puente construido en Murcia
Puente de Hierro fue el segundo puente construido en Murcia

Es el segundo puente que se construyó en la ciudad.  Se llama Nuevo en contraposición al “Viejo”.  El incremento del tráfico de carretas, galeras y carruajes de lujo, además de  la necesidad de conectar ambas riberas del río llevó a proyectar este puente en 1894 que se terminó de construir en 1903. Este puente se construyó en hierro siguiendo la moda impuesta por la torre Eiffel, levantada en París en 1889 para la Exposición Universal. Como sus vigas no aguantaban la cantidad de tráfico actual, desde 2003, una vez reformado por el ingeniero y arquitecto Javier Manterola, es exclusivamente peatonal.

El puente de la FICA

PUENTE DE LA FICA es uno de los más emblemáticos de la ciudad

Recibe el nombre de la Fica al situarse al lado de donde se encontraba la Feria Internacional de la Conserva y Alimentación (FICA), espacio donde actualmente se levanta el Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas. Se trata del tercer puente en antigüedad de la ciudad. El proyecto y la maqueta nacen en 1965 ante el crecimiento de los barrios meridionales de la ciudad y el problema circulatorio en esa zona alejada de los dos únicos puentes existentes en la época. Fue construido por el antiguo MOPU (Ministerio de Fomento) entre 1967 y 1969, provechando el nuevo encauzamiento del tramo urbano del río Segura que afectó a esa zona.

Puente de Miguel Caballero

PUENTE DE MIGUEL CABALLERO
PUENTE DE MIGUEL CABALLERO

Es un puente de hormigón construido en 1970 y armado que se apoya en tres pilares centrales cilíndricos. Lleva el nombre de Miguel Caballero, el ingeniero y alcalde de la época en la que se erigió. También se conoce como el puente del Martillo, al desembocar en la parte más sobresaliente del palacio Episcopal.

Puente del Hospital o de Calatrava

PUENTE DEL HOSPITAL O CALATRAVA

Conocido desde 1973 como puente del Hospital (por estar situado frente a la antigua Cruz Roja, actual Reina Sofía), ahora se le conoce como puente de Calatrava. Este nombre se debe al arquitecto Santiago Calatrava, que entre 1994 y 1999 reformó, a instancias del ayuntamiento, la vieja infraestructura, ahora es una moderna infraestructura hecha de cristal y acero, con dos pasos laterales para vehículos y una zona central peatonal.  Une los barrios murcianos de Vistabella e Infante.

Pasarela del Malecón o de Manterola

PUENTE DE MALECÓN O MANTEROLA
PUENTE DE MALECÓN O MANTEROLA

También del siglo XX, concretamente de 1997, es la pasarela curva que el ingeniero navarro Javier Manterola diseñó para unir las dos riberas del Segura, en la zona del Malecón y el barrio del Carmen con Verónicas y el Almudí. Su diseño asemeja un barco con un mástil de 30 metros de alto al que van unidos 45 tirantes de acero, de los que treinta sostienen la base y quince actúan de contrapeso entre la estructura y el islote artificial, formado en el lecho del río, en el que se colocó el citado mástil.

Puente de Vistabella

PUENTE DE VISTABELLA
PUENTE DE VISTABELLA

Santiago Calatrava es también el autor de otro paso sobre el río Segura, la pasarela peatonal de Vistabella, que une este barrio con el del Infante. Sigue su diseño habitual y repetitivo de tirantes y piso de cristal que, debido a problemas de humedad y de resbalones para los peatones, se ha tenido que cubrir con una “alfombra” de vinilo.

Entre tanto paseo por los puentes, siempre es una oportunidad de oro para visitar el restaurante Abrasador Canovas, que realiza excelentes arroces murcianos y comida huertana, y además cuenta con especialidades de carne a la brasa, todo de crianza propia y con excelencias en gastronomía local.

RESTAURANTE ABRASADOR CANOVAS
RESTAURANTE ABRASADOR CANOVAS, especialistas en arroces murcianos y en carnes a la brasa

Qué ver en Villacañas y su mundo subterraneo, los silos

Villacañas es un municipio situado al sureste de la provincia de Toledo, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.  Con más de 10.000 habitantes, la villa manchega se encuentra a 77 kilómetros de Toledo con gran comunicación vial gracias a sus dos carreteras comarcales. Durante su historia, Villacañas tuvo un gran auge económico debido a la agricultura de los villacañeros y sus industrias ligadas a las fábricas de harinas y vinícolas.

En este sentido, hasta la llegada de la crisis económica en 2008, el tejido industrial de la localidad manchega se basaba en empresas de fabricación de puertas de maderas que exportaban por toda la nación y Europa; dando muchos puestos de trabajos a los villacañeros. Más de 20 empresas dedicadas al sector maderero formaban el polígono industrial de Villacañas. En la actualidad estas actividades siguen en plena explotación sin sus industrias, predominando el trigo y el olivo.

Con la llegada del ferrrocaril fueron impulsados edificios en 1853 como la propia estación, hoy desaparecida; el teatro viejo, el casino y las bodegas de las que sólo quedan las chimeneas en las que anidan las cigüeñas. Pero, sin lugar a dudas, lo más importante, desde el punto de vista urbanístico, que conserva Villacañas son sus casas subterráneas o silos.

La localidad manchega se conoce por sus silos, unas construcciones subterráneas de arquitectura popular realizadas en llanura donde las familias más humildes vivían hasta mediados del siglo XX. Además, también es conocida por su complejo lagunar y por la vistosa tradición de los Danzantes del Cristo de la Viga, fiesta de interés regional que se celebra el 1 de mayo.

Los silos de Villacañas son construcciones autóctonas y están excavados en terreno llano y no a desnivel, hecho que lo hace una vivienda única e insólita. A mediados del siglo XVIII, a consecuencia de la desamortización y roturación de nuevas tierras y la consiguiente necesidad de mano de obra, surge la figura del jornalero; el cual, por escasez de recursos económicos, se ve obligado a construir su propia vivienda. Para ahorrarse los materiales de construcción necesarios, la excava en el subsuelo necesitando únicamente pico, pala, cal, sudor e ilusiones.
Estas viviendas están declaradas como Bien de Interés Cultural y que forman un conjunto arquitectónico único en Europa.

Por si fuera poco, en Villacañas se pueden encontrar detalles de la Edad de Bronce como la meseta Cerro de Tirez. La historia contemporánea de Villacañas se conjuga con la Orden Militar de San Juan de Jerusalén, siendo Villacañas una de las catorce poblaciones que formaban el Priorato de San Juan con sede en Consuegra Y HASTA 1230 no aparecería como municipio y en el 1557 se le otorgaría el título de Villa. De hecho en este año se desvíncula del feudo con la Orden de San Juan.

Lugares que visitar en Villacañas (me faltan adjuntar fotos y descripciones ultimas)

Laguna de Tirez: es una laguna esteparia que pertenece a la cuenca hidrográfica del río Guadiana, subcuenca del río Riansares. El paisaje mediterráneo de la zona es de gran belleza, pues se observa un mosaico de cultivos fragmentados por pequeños retazos de vegetación esteparia en zonas de relieve más accidentado.

Laguna de Peñahueca: es un humedal salino de gran belleza por la variedad de flora y fauna que nos encontramos. La vegetación que rodea la laguna y sus pequeñas islas, sólo crece en suelos salinos. Además podremos avistar numerosas aves como las pagazas, las grullas y los flamencos.

Vihucas: son unas viñas familiares que comprenden tanto viñas jóvenes como viejas de Cencibel entre otras variedades.Sus vinos han ganado varios premios nacionales e internacionales. Podemos visitar sus instalaciones y hacer una cata de sus productos.

Camino Alto: Son productores de vino ecológico, que producen con las más modernas técnicas que respetan la uva. Podemos visitar sus instalaciones y descubrir como se elabora el vino, además de catar sus productos.

Bodegas  Portillejo: nació a principios de los noventa por iniciativa de un grupo de viticultores de Villacañas. Desde entonces se dedican a la producción de vinos con Denominación de Origen La Mancha.

Villacañas cuenta con rincones y lugares de interés arquitectónicos que merecen una visita, principalmente su iglesia parroquial y las ermitas que existen en el municipio.

Múseo Etnográfico del Silo

El propio silo es la pieza central del museo. Una muestra excepcional de la arquitectura popular de los siglos XVIII al XX.

El propio silo es la pieza central del museo. Una muestra excepcional de la arquitectura popular de los siglos XVIII al XX.

El Museo Etnográfico de Villacañas nace para dar cabida a la conservación, investigación y divulgación de la cultura tradicional de nuestro municipio.

Han sido muchos los años que ha dedicado Rufino Santos a recopilar, restaurar y guardar objetos diversos de carácter etnográfico que se hallaban en la mayoría de los casos dispersos y olvidados.

El propio silo es la pieza central del museo. Una muestra excepcional de la arquitectura popular de los siglos XVIII al XX. Los silos eran excavados a unos cuatro metros bajo el nivel del suelo. Las manos de la familia propietaria eran la principal herramienta. Casa peculiares sin tejado ni pilares ni tabiques. De temperatura constante y multifuncional, con dormitorio, cocina, comedor, cuadra, pajar y gallinero. Una lumbrera, falsa ventana vertical, permitía el paso del aire y la luz.

En 1950, había censados en Villacañas unos 1700 silos similares al que alberga el Museo Etnográfico.

Este peculiar museo nos muestra la joya de la arquitectura popular villacañera: una vivienda adaptada a las necesidades de una familia, con su caña y su cimbia, su chimenea y lumbreras, sus terreros y cambroneras. El ajuar y mobiliario también encuentran la representación adecuada en el recinto museístico.

Iglesia Parroquial

Foto de la Iglesia Parroquial

Presenta planta de cruz latina bien proporcionada y en estilo gótico. El repetido escudo heráldico de su bóveda de crucería, perteneciente a los Álvarez de Toledo, sitúan su construcción en el siglo XVI.

En su interior es de admirar la piedra primigenia y la limpieza y sobriedad de sus líneas, la tracería geométrica de las nervaduras de su bóveda, diferente en cada crujía y más abigarrada cuanto más cerca del Altar y las columnas que separan dichas crujías simulando palmeras.

Mención especial requiere el arco rebajado que sustenta el Coro y las dos columnas de la primera crujía cuyas ménsulas sostienen y quiebran el forjado de la magnifica barandilla del Coro. Las Capillas y el Baptisterio, base de la torre, fueron construidas al tiempo que la nave principal. La capilla del Cristo de la Viga fue reconstruida en el siglo XIX en líneas renacentistas con cúpula octogonal en forma de media naranja y cornisa y frontispicio sobre el arco de entrada. En la actualidad adornan su cúpula cuatro medallones que representan a los Evangelistas, pinturas de admirable y bello realismo de la pintora cordobesa Maria-José Ruiz. La sacristía y el alto camarín son de posterior trazado ocultando el ábside.

Su exterior está realizado con piedra sin cantear, salvo en los contrafuertes y la puerta principal. La torre, en su primer cuerpo y campanario pertenece a finales del siglo XVI. Los dos cuerpos superiores fueron añadidos en el siglo XX. El forjado de la reja del balcón del camarín es una joya del S. XVIII.

Puede visitarse todos los días en horario de culto hasta las 13.30 horas.

Los danzantes del Cristo de la Viga

Los danzantes del Cristo de la Viga

Según cuenta la leyenda durante una tormenta en alta mar un barco es azotado ferózmente. En mitad de esa tormenta y en auxilio de los marineros apareció un Cristo alrededor del cual bailaban ocho danzantes y el de la Porra, en lo alto de la viga mayor. Tras esta aparición el temporal amainó, salvando así a los tripulantes, entre los cuales se encontranba un villacañero que fue quien llevó el culto a este Cristo marinero a una localidad sin mar. La Orden Militar de San Juan, que repoblaron Villacañas en el sigo XIII, organizaron la Cofradía del Santísimo Cristo, mantuvieron y difundieron esta tradición. Al venir la Cofradía de una orden militar los cargos de la misma tienen nombres como  Mariscal, que es el Hermano Mayor o Presidente (porta bengala), Capitán (lleva una imagen pequeña del Cristo además de un bastón), Sargento Mayor (porta bastón y estandarte), Abanderado (lleva bandera y bengala).

Los mejores miradores para contemplar Toledo

Nos encanta ver Toledo desde todas las perspectivas posibles, de noche y de día. Y queremos compartir con vosotros, nuestros miradores favoritos para admirar la “Ciudad Imperial”…

Ahí va nuestra lista…¡tomad nota!

  1. Mirador del Valle
Toledo se transforma por la noche
Vista espectacular por la noche en la ciudad toledana

Esta es quizá la vista más famosa de Toledo, y nuestra favorita. Desde aquí tenemos una vista del casco antiguo casi en su totalidad.

Podemos ver la catedral, distinguir el imponente edificio del Alcázar en la cima de la ciudad, y observar como el río Tajo transcurre a los pies del casco histórico.

2. Desde los Cigarrales

Toledo vista desde los cigarrales
Vista de Toledo desde los Cigarrales

Se sitúan a las afueras de la ciudad y se trata de casas señoriales, muchas de ellas convertidas en alojamientos turísticos, desde donde se pueden obtener unas vistas maravillosas de la ciudad.

3. Alcázar

Vistas de Toledo desde el Alcázar
Toledo visto desde el Alcázar

En lo más alto de Toledo se encuentra el Alcázar, y desde allí arriba se puede divisar toda la ciudad, así que imagínate las panorámicas que puedes tener desde este emblemático edificio toledano.

4. Puente de Alcántara

Toledo y el puente de Alcántara
Vistas de Toledo desde el puente de Alcántara

En la misma ribera del río Tajo, encontramos este precioso y antiguo puente de origen romano, y desde donde puedes observar la ciudad desde abajo con bonitas vistas del Alcázar.

Estos son los lugares que desde nuestro punto de vista, son los mejores para observar todo el esplendor de Toledo. Pero hay muchos otros miradores desde los que contemplar la ciudad, estos cuatro son nuestros preferidos.

La mejor manera de descubrirlos será por ti mismo. Nosotros te esperamos en Abrasador Toledo para que disfrutes con nuestra cocina a base de carnes de crianza propia de cerdo ibérico y ternera añoja. ¡Siempre a la brasa!

Fuente: diariodelviajero.com / leyendasdetoledo.com

Bautizos, comuniones y bodas en La Chimenea de Turleque

Abrasador “La Chimenea de Turleque”, ubicado en la localidad de Tembleque (Toledo) es un restaurante que dispone de un equipo dinámico, atento y profesional que sumará a tu celebración un toque de calidad, cercanía y profesionalidad.

Este restaurante, regentado por un joven cocinero, apuesta por una cocina de mercado, tradicional y con carne Abrasador de crianza propia. La decoración manchega y el amplio foro permiten acoger comuniones, bodas y reuniones empresariales.

Es por ello que con instalaciones tan amplias, tanto al aire libre como en espacios cerrados, los asistentes tras contemplar el espacio de La Chimenea de Turleque se decantan por este abrasador para organizar comuniones o incluso bodas de plata, bodas de oro, cumpleaños especiales con numerosas invitaciones.

Zona exterior de La Chimenea de Turleque

En nuestra oferta gastronómica apostamos por una cocina de mercado tradicional de gran calidad, con carnes de crianza propia Abrasador. La carne a la brasa, avaladas por la cadena Abrasador, es una de nuestras especialidades, tanto de ternera añoja como las de cerdo ibérico de cebo en campo. Respecto a los postres, también puedes degustar nuestra repostería casera.

Nuestro staff y responsables de cocina y sala le proponemos una variedad de menús para el gran día y también se puede acordar un menú personalizado. Incluso se puede contratar un parque infantil con castillo hinchable y otros espacios para que los niños puedan disfrutar, siempre con previo aviso.

Otra panorámica de la zona exterior del restaurante

La Chimenea de Turleque cuenta con unas instalaciones inmejorables, amplias y aclimatadas, donde cuidamos cada detalle ofreciendo un espacio familiar donde los comensales se sienten como en casa.Incluso los más pequeños pueden disfrutar y divertirse al aire libre, gracias a su amplio entorno para que puedan jugar y entretenerse.

La ubicación del restaurante, situada en una zona reservada del establecimiento, hace de él un espacio singular y propio, desde donde se divisa nuestra llanura manchega.

Os esperamos pronto, hasta entonces un fuerte abrazo del equipo de Abrasador La Chimenea de Turleque.

La Pascua de los Moraos convierte Carcabuey en una fiesta de disfraces.


Fiesta atípica en la Semana Santa de la Subbética, que se celebra cada Domingo de Resurrección y cuya peculiaridad le ha valido la declaración de Interés Turístico de Andalucía

Cartel de presentación de La Pascua de los Moraos 2019
Cartel de presentación de La Pascua de los Moraos 2019 /Foto Diputación de Córdoba

 Pascua de los Moraos 

«Tradición ancestral». Así describe a la Pascua de los Moraos la delegada de Turismo, Consumo y Participación Ciudadana de la Diputación de Córdoba, Aurora Barbero. El domingo 21 de abril se celebra el domingo de Resurreción, y definir lo más característico de esta tradición es un tanto difícil, no obstante cabe destacar El Pregón, que es la proclamación irónica satírica de los acontecimientos grandes o pequeños ocurridos en Carcabuey o fuera de él y que de alguna manera, marca la actualidad de la vida del pueblo.

La diputada provincial, durante la rueda de prensa para abrir este acto tan marcado para Carcabuey y alrededores, resalta de esta fiesta que: “se exalta lo grotesco y disparatado, con murgas, comparsas y máscaras, y en la que el protagonista es un pregón que narra en forma irónica y de sátira algunos de los acontecimientos más relevantes ocurridos en Carcabuey”.

La Pascua de los Moraos sirve para romper con lo cotidiano de la vida alcobitense: niños que se disfrazan de viejos, viejos que se disfrazan de mujeres, mujeres que disfrazan de monstruos… todo tiene cabida en este extraño carnaval y todo se vive en la calle, los participantes son los propios habitantes que se transforman y viven de una forma intensa esos momentos. Unos escuchan, las murgas rompen el silencio, otros ríen, las mascaras rompen sus risas y los pregones propagan sus criticas satíricas en verso sobre acontecimientos más importantes acaecidos durante el año a nivel local, nacional e internacional.

imagen pascua moraos

¿De dónde viene esta tradición?

Parece ser que había en Carcabuey una antiquísima cofradía de Semana Santa, durante la cuaresma, organizaba penitencias y ayunos, y para desquitarse de tantos días de sufrimiento, organizaba a partir del domingo de resurrección pantagruélicas fiestas que duraban hasta tres días y que serian el antecedente de la Pascua de los Moraos. Precisamente, el nombre de la fiesta, puede venirle del color morado de la túnica de los penitentes que integraban aquella cofradía. 

Además, en este sentido, el alcalde de la localidad, Juan Miguel Sánchez, destaca del origen de la tradicion que: «se cree que el nombre puede venir del color morado de la túnica de los penitentes que integraban aquella cofradía”.

Esta tradición está considerada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

Carcabuey pueblo situado dentro del parque natural de las sierras subbéticas, pueblo blanco y de montaña rodeado de olivares de los que se obtiene uno de los mejores aceite de oliva virgen del mundo y donde se crían los membrillos mas suculentos en sabor y acidez.

En esta escapada además de poder disfrutar de esta fiesta, este pueblo nos invita a disfrutar de su naturaleza a través de numerosas rutas de senderismo.

mapa rutas rutas carcabuey

Programación

Programación de la Pascua de los moraos en Carcabuey (Córdoba)

Programación de la Pascua de los moraos en Carcabuey

Durante la mañana del domingo 21 de abril tendrá lugar los pregones y cabe señalar que este año tendrá lugar la participación de tres colectivos: por la tarde será el pasacalles junto con la charanga y la batucada. A partir de las 18:00 horas saldrá la murga de las mujeres; y como colofón final a la fiesta, durante la noche se celebrará la tradicional verbena y entrega de los respectivos premios 

Y para reponer fuerzas os proponemos Abrasador La Ronda, 

Avda. Constitución, 5, 14810 Carcabuey (Córdoba)

Para reservar pinche aquí o llame al teléfono: 652332410

menusanvalentin4 centro de chuleton

Por esto Cuenca es uno de los destinos favoritos en España

Cuenca  no sólo es la capital de provincia de una de las comunidades más hermosas y especiales de España, Castilla-La Mancha. Es mucho más. Sus nacimiento se remonta al  al Paleolítico Superior, aunque las primeras construcciones que dejaron firme evidencia del paso del ser humano se remontan a la época de la conquista musulmana.

Desde un principio la ciudad conquense se basaba en la economía de la industria textil. En la actualidad, la principal fuente de ingresos radica en su turismo por su belleza y su historia, especialmente desde su declaración por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Cuenca tiene numerosas maravillas para visitar, tanto por los monumentos que atesora como por el paisaje natural que ofrece desde numerosas vistas. Hemos querido resaltar las más significativas y que no puedes dejar de ver cuando vengas a uno de los destinos favoritos para visitar, tanto por los españoles como para los extranjeros.

La Calle Alfonso VIII

Calle emblemática de Alfonso XVII, una de la más coloridas de toda la ciudad.
Foto de CarlosdeViaje

Esta calle es una de los principales atractivos del casco antiguo de Cuenca y el nombre que recibe se debe al rey que conquistó la ciudad en el año 1177. Los musulmanes, por entonces, dueños de la ciudad sucumbieron ante las tropas de Alfonso VIII y así los cristianos ocuparon la ciudad conquense. Esta calle se caracteriza por su colorido. Su amplia gamas de colores en la fachada de los edificios la hacen muy singular a esta calle.

La Torre de Mangana

Vista de la Torre de Mangana. Foto de TCLM
Vista de la Torre de Mangana. Foto de TCLM

En esta misma calle se podrá avistar la Torre de Mangana. “Imponente”. Ese es el adjetivo que más atribuyen los residentes y visitantes a este monumento histórico. Relatan que cuando los musulmanes ocupaban la ciudad, les servía como punto de cobijo y enclave defensivo debido a su situación BÉLICA.

Más tarde, ya alejado el peligro musulmán, se colocó en la torre una campana que servía para avisar la llegada de los enemigos, mover la solidaridad de los vecinos en caso de incendio u otra catástrofe y anunciar los acontecimientos importantes de la ciudad o la muerte de personas ilustres. Un alcázar árabe, vigía de una sinagoga y Iglesia cristiana de Santa Maria. Por todo esto pasó la que conocemos en la actualidad como Torre de Mangana que es la torre del reloj.

La Plaza Mayor y la Catedral de Cuenca

Foto de la plaza Mayor, en pleno casco urbano de Cuenca.
Fuente: Expedia.es

La plaza Mayor y la Catedral de Cuenca es uno de los emblemas de la ciudad, junto con las Casas Colgadas. Esta era la antigua Plaza de Santa María, debido a su antiguo nombre y al comercio que se ofrecía en aquella época en el que se celebraba un mercado semanal de venta de capachos, esteras, serones y los pescados provenientes de los ríos de la ciudad, principalmente el Júcar (en la época de los romanos se conocía como río Sucro).
También fue conocida como plaza del Rollo o de la Picota, pues en ella tenían lugar los castigos públicos. La Plaza Mayor fue el escenario de subastas, procesiones o corridas de toros.

La Catedral de Cuenca, uno de los monumentos más relevantes de la ciudad en plena Plaza Mayor.
Fuente de foto: Wikipedia

La Catedral fue el primer edificio que se construyó en Cuenca tras la reconquista, en el que se mostró todo el esplendor del poder eclesiástico. Tuvo varias fases en su edificación, reformas, ampliaciones y variaciones que salpican su estilo, claramente gótico normando, con algunas reminiscencias románicas y aportaciones posteriores como el plateresco, cisterciense o barroco. La fachada se derrumbó por lo que la actual es del siglo XX.

Casas Colgadas

Las Casas Colgadas es el principal atractivo de la ciudad por su
excepcionalidad artítica y paisajística

Otra vista panorámica de las Casas Colgadas en pleno hoz del río Huécar.
Fuente: Wikipedia y Miviaje

Las Casas Colgadas es decir Cuenca. Su gran baluarte. En plena Hoz del Río Huécar, encima de la carretera que lleva al pueblo de Palomera y justo al otro lado del Parador de Turismo, como si de un cuento de hadas se tratara, se encuentran las Casas Colgadas. Su arquitectura es gótica, y responde a los estándares típicos y populares de otras construcciones conquenses.  Es un auténtico símbolo de la villa de Cuenca. Las Casas Colgadas no dejan indiferente a nadie. En el año 2016 fueron declaradas Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, título más que merecido. Toca conocer un poco más sobre este icono conquense. Del conjunto de estas casas sólo tres son visitables: la casa de la Sirena, que aloja un mesón donde degustar la tradición, y las Casas del Rey, que permiten observar elementos originales de construcción en su interior, como la viguería de madera y que albergan, para deleite de todos, «el más bello pequeño museo del mundo”: el Museo de Arte Abstracto Español.

¿Dónde comer?

El restaurante Finca Embid es un restaurante asador que se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente. Cuenta con un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.
Destaca por su especialidades en cocina local y carnes a la brasa. Su enclave en plena naturaleza y muy cerca de la capital conquense, le hace tener un carácter especial donde disfrutar de la buena gastronomía.


Entrada del restaurante Finca y Embid

Este restaurante asador se encuentra dentro del Camping Caravaning Cuenca, pero con acceso totalmente independiente. Cuenta con un amplio salón y terraza para disfrutar en las estaciones de buen tiempo.
Destaca por su especialidades en cocina local y carnes a la brasa. Su enclave en plena naturaleza y muy cerca de la capital conquense, le hace tener un carácter especial donde disfrutar de la buena gastronomía.



Costillar sabroso de Finca y Embid

La Serranía de Ronda, un auténtico viaje al pasado de Andalucía

Icono de la Serranía de Ronda, su tajo, que junto a un enorme puente que parece fundirse con la roca convierten a este lugar en uno de los símbolos de Andalucía
Icono de la Serranía de Ronda, su tajo, que junto a un enorme puente que parece fundirse con la roca convierten a este lugar en uno de los símbolos de Andalucía Fuente Andalucia.Org

La Serranía de Ronda, un auténtico viaje al pasado de Andalucía

Situada en el centro de Andalucía y al oeste de la provincia de Málaga, Serranía de Ronda se distingue por la belleza de su paisaje y la fuerza y autenticidad de su cultura serrana. Esta sierra no solo es un conjunto de sierras ubicadas en pleno corazón de la provincia de Málaga, sino además es reencontrarse con la historia más viva de Andalucía como la Cueva de Pileta.

 Cueva de Pileta., uno de los lugares más históricos y mágicos de la Serranía de Ronda en Andalucía
Cueva de Pileta., uno de los lugares más históricos y mágicos de la Serranía de Ronda. Fuente Andalucia.Org

Esta atractiva serranía recoge palacios (sobre todo el Palacio Mondragón), baños árabes, atalayas, teatros romanos e incluso visitas a cuevas primitivas que resultan un retorno al pasado de una forma enriquecedora.

Tanto es el viaje al pasado, que el acceso a los pueblos que abrazan a la serranía de Ronda son de difícil acceso debido a la filosofía de mantener intactas su esencia arquitectónica de sus fachas y calles. De hecho, por sus callejones, atardeceres, historia y riqueza paisajística la serranía de Ronda se ha convertido en un lugar ideal para una luna de miel por su decorado romántico.

Teatro Romano de Acinipo
Teatro Romano de Acinipo Fuente Andalucía.Org

Tres valles delimitan geográficamente el territorio: el valle de Guadalteba, Guadiaro y el valle del Genal. En el centro de este se haya la meseta de Ronda. Esta ciudad toma mayor importancia que el resto de las localidades de la serranía tanto por su extensión como por su ubicación en un barranco de 120 metros de profundidad.

Ronda atesora un gran patrimonio arquitectónico de valor histórico como la Real Feria de Mayo, la segunda más antigua de Andalucía. Ronda es conocida como “la ciudad soñada”.     La Depresión de Antequera y la Sierra de Ubrique se ha convertido en uno de los principales atractivos de la serranía.

El chivo asado al estilo serrano, los chorizos al alcohol y los platos derivados de la caza como la perdiz al tajo y el conejo a la rondeña son tan sólo una muestra del amplio abanico gastronómico que la Serranía ofrece.

Sabores genuinos y productos autóctonos para una gastronomía donde tradición y modernidad se entrelazan para brindar al visitante lo mejor de la región

Por su riqueza y diversidad, buena parte de su territorio se encuentra protegido por diversas figuras de protección natural, siendo las más importantes los tres Parques Naturales de la Serranía: Grazalema, Sierra de las Nieves y Los Alcornocales. Entre los tres acaparan auténticas joyas naturales como el pinsapo, el águila real o el buitre leonado y son el escenario perfecto para infinitas posibilidades de ocio en el medio natural, como el senderismo, la escalada, la espeleología o la simple observación de la naturaleza. El patrimonio de la ciudad de Ronda es un auténtico lujo que se pone al servicio del turista. Miradores, un atardecer por el paseo de los ingleses, una mina (conocida como el Palacio del Rey Moro) y baños árabes son algunos de los ingredientes que invitan a la ciudad de Ronda a ser visitada.

baños árabes, considerados como los mejor conservados de España.
Los baños árabes, considerados como los mejor conservados de España

En el aspecto gastronómico, Abrasador La Carreta de Ronda recoge toda la identidad de la serranía y tradición de platos andaluces con carnes a la brasa de Abrasador y gastronomía de la zona.

Abrasador La Carreta de Ronda, un lugar para comer durante la ruta de Serranía de Ronda en Andalucía
Abrasador La Carreta de Ronda, un lugar para comer durante la ruta de Serranía de Ronda

Parrilalda de carne a la brasa de Abrasador La Carreta de Ronda en Andalucía
Parrilada de carne a la brasa de Abrasador La Carreta de Ronda

Menú San Valentín La Ronda

Menú SAN VALENTÍN Abrasador Meson La Ronda

ENTRANTES

Ensalada San Valentín (mezclun, fresas, queso fresco, nueces y vinagreta de frambuesa

Tabla de embutidos

Tataky de ternera con praline de pistacho

SEGUNDO A ELEGIR

Presa de ternera con patata asada

Turnedó de ibérico con patatas y salsa de oliva y miel

Bacalao a la miel con alioli de ajo negro

Pez espada con verduritas y lactonesa de naranja

POSTRE ESPECIAL SAN VALENTÍN

MARIDAJE

Blanco semidulce 10.12

Tinto crianza B

Pozanco espumoso moscatel

25 euros por persona

Alicante sabe a vino

“Vinos alicantinos, buenos vinos”. Así describen turistas y residentes de la ciudad de la luz a los vinos de la provincia alicantina. Siendo inscrito dentro de la D. O. Alicante desde 1932, estos vinos se han convertido en un referente para las demás provincias españolas gracias a su gran centro de producción. De hecho fue durante años una de las capitales del vino de la península ibérica, debido a su notable y variable producción. Con la ayuda del puerto marítimo, sus vinos han ido recorriendo cada rincón de la península e incluso a llevar el nombre de Alicante fuera de las fronteras españolas. Uno de los vinos insignia de la provincia es el moscatel, una variedad blanca muy aromática que permite elaborar a partir de la uva moscatel un vino seco, muy aromático; si bien puede someterse a fermentación alcohólica parcial para obtener un vino semidulce

Vinos D.O. Alicante, una garantía

Los vinos de Alicante están avalados por la gran cantidad de premios que están obteniendo a nivel nacional e internacional, así como por el reconocimiento de los profesionales del sector vitivinícola. A lo largo del tiempo, los diversos asentamientos de íberos, griegos, fenicios, romanos, árabes y finalmente cristianos han dado a esta D.O. un respaldo histórico y una experiencia de miles de años. Restos arqueológicos confirman la presencia de grandes Villaes, ánforas, tinajas, utensilios..

En la provincia de Alicante se producen las variedades blancas: Chardonnay, Macabeo, Meseguera, Moscatel de Alejandría, Sauvignon blanc, Airén, Verdil, Sauvignon Blanc, Planta Fina de Pedralba y Subirat Parent. En el grupo de variedades tintas se encuentran la Monastrell, Garnacha Tinta, Garnacha Tintorera, Tempranillo, Bobal, Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinor Noir, Petit Verdot y Syrah.

Los vinos que se producen en Alicante son jóvenes, blancos, rosados y tintos, con indicación de su añada en el etiquetado, vinos de cosecha, vinos de crianza, reserva y gran reserva, añejos, vinos de licor y el afamado y reconocido internacionalmente Fondillón elaborado con uvas de la variedad Monastrell, sobremaduradas en la cepa con el mínimo 10 años de crianza.

Historia del vino alicantino

Durante el renacimiento, Fernando el Católico, en 1510 prohibió la distribución en Alicante de vinos procedentes de otras tierras. Prácticamente en este siglo todos los pueblos tenían superficies dedicadas a este cultivo, y se crea en Cocentaina la primera estación enológica de España para intentar frenar la llegada de la filoxera a estas zonas. El punto álgido del vino de Alicante empieza en el siglo XIX. A mitad de este siglo el Oidium primero y la filoxera después arrasan los viñedos franceses. Se firma un tratado comercial preferencial con este país que supone un despegue increíble para nuestros vinos. A finales de este siglo a tener 93.000 hectáreas y una producción de más de 1.200.000 hectolitros.

En la actualidad no supera ni 10.000 hectáreas y la producción es de unos 400.000 hectolitros. En 1892 se terminó el tratado francés y empieza la excedencia y sobreproducción a ser un cáncer en la viticultura alicantina. Cabe destacar el archiconocido Fondillón, vino alicantino que ha ocupado en su historia las mejores mesas del mundo. El verdadero Alicante debe hacerse de uvas de Monastrell, y de aquellas resulta aquel vino, espeso, de un sabor dulce, con alguna aspereza, tan estimado en todas las naciones. Sus principales virtudes son que procede de la sobre maduración de la uva monastrell en la cepa (y como tal está tipificado). Algo que se puede hacer en Alicante en determinadas vendimias gracias al largo verano y a la poca humedad y limpieza del ambiente que se produce entre octubre y noviembre que puede alargar el ciclo de vida de la uva monastrell (ya de ciclo tardío) hasta estas fechas. Otra de sus singularidades es que el alcohol procede exclusivamente de la uva, por lo que su fermentación es biológica: no recibe añadidos de ningún tipo.

El siglo XX es una época de cierta frenada del cultivo, pues cambia el modelo productivo y económico de la provincia de Alicante, optándose por el modelo turístico e industrial y por otros cultivos más rentables para la época.

Todos estos cambios maduran en la década de los años 90 cuando comienzan a llegar nuevas bodegas que suman innovación a las tradicionales y vuelve otra vez a hablarse de los Vinos Alicante DOP, hasta alcanzar el momento de madurez que hoy viven con nuevas instalaciones, nuevos vinos, enólogos jóvenes y viticultores, premios, reconocimientos y la mejora en la difusión de toda esta amplia cultura vitícola.

Bodegas con denominación de origen

Las bodegas que elaboran este tipo de vino alicantino son muy pocas, aunque numerosas bodegas tienen mucho interés por recuperar este producto tan histórico y emblemático. Algunas de las bodegas con denominación de origen son las siguientes: Vinos de Algueña, Bodegas Monovar, Bodegas Alejandro.

Abrasador Restaurante Graná, restaurante alicantino donde disfrutar del buen vino

Este restaurante situado en la playa de Muchavista en la localidad del “El Campello” cuenta con una excelente y variable carta en la cual se puede disfrutar de especialidades como son los arroces y las carnes de crianza propia Abrasador como son el cerdo ibérico y la ternera añoja de cebo de campo. Además, cuenta con una gran variedad de vinos D. O. Alicante para disfrutar junto con la cena o comida y son especialistas en arroces.

Este restaurante situado en la playa de Muchavista en la localidad del “El Campello” cuenta con una excelente y variable carta en la cual se puede disfrutar de especialidades como son los arroces y las carnes de crianza propia Abrasador como son el cerdo ibérico y la ternera añoja de cebo de campo. Además, cuenta con una gran variedad de vinos D. O. Alicante para disfrutar junto con la cena o comida.

Menú San Valentín Abrasador Restaurante Altomira

Menú San Valentín (Adultos) – Sábado 16 de febrero –

E N T R A N T E S A C O M P A R T I R

Tataki de Ternera Añoja con Praliné y crujiente de pistacho

Saquito de Morcilla y Ajetes

Combinado Marinero: «Rochos y Vieiras»

Crema de Bogavante

P L A T O P R I N C I P A L

Medallón de Cadera amielada con Salsa Curry a la brasa

P O S T R E

Corazones de Chocolate con Frutos del Paraíso

PRECIO PAREJA: 5 0 €

M E N Ú I N F A N T I L

E N T R A N T E

Combinado de Chips en tres cortes

y dados de queso rebozados

P L A T O P R I N C I P A L

Mini Hamburguesas de Ternera e

Ibérico con Aros de Cebolla

P O S T R E

Copa de Helado Altomira PRECIO: 1 2 €